• Sábado, 12 de agosto de 2017
  • Edición impresa

El cuñado de De Vido, procesado por contrabando

Una pericia confirmó que su voz es la que aparece en unas escuchas y el juez tomó la decisión de mantenerlo detenido. Le embargaron bienes por $ 22 millones.

CC

El juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky procesó ayer por contrabando a Claudio “Mono” Minnicelli y ordenó dejarlo detenido en la cárcel de Ezeiza, tras ampliar su indagatoria.

Asimismo, le trabó un embargo por más de 22.181.818 pesos. en la causa conocida como la “mafia de los contenedores”, en la que hay otros diez imputados con procesamiento confirmado.

Después de su cuarta noche detenido en la delegación de la Policía Federal en Lugano, el cuñado de Julio De Vido volvió a declarar en los tribunales. Fue la segunda audiencia de la indagatoria que inició el miércoles al mediodía, cuando se mostró desafiante de a momentos y negó las acusaciones en su contra.

A pesar de esa negativa, la situación judicial de Minnicelli se complicó en las últimas horas porque las pericias de la Policía Federal confirmaron que la voz que aparece en las grabaciones de la causa en la que se investiga la “mafia de los contenedores” es la suya. “Se trata de la voz del referido imputado Minnicelli en forma categórica”, dice el informe.

Horas después. el juez  Aguisnky decidió procesarlo con prisión preventiva después de permanecer nueve meses prófugo. Según informaron fuentes oficiales, por sus afecciones cardíacas permanecerá en el penal de Ezeiza, donde también se encuentran Lázaro Báez, Ricardo Jaime, José López, otras figuras del kirchnerismo con un presente judicial complicado.

Una de las informaciones más esperadas y que definiría la situación judicial de Minnicelli, eran los resultados de la pericia de voz ordenada.

Minnicelli, en la indagatoria del miércoles, escuchó dos conversaciones de las más de 30 que lo involucran en la “mafia de los contenedores”. En una de ellas se lo escucha hablando con Federico Tiscornia -otro de los involucrados en la causa- sobre “trucar bill of landing (documentos de embarque aduanero) y cobrar 50 mil dólares” para sacar con otros papeles contenedores que habían sido retenidos por sospechas de contrabando.

“No recuerdo haber tenido esa conversación y dudo que sea yo”, dijo Minnicelli. 

Por este motivo, ayer a las 10.30 la División Acústica Forense le realizó una pericia con un sistema ruso denominado Ikar - Lab que va desagregando cada parte de la locución y se la compara con las grabaciones que están en la causa. Son más de 600 CD´s, “pero al menos 30 comprometen al cuñado de Minnicelli”, indicaron fuentes judiciales.

El resultado de la pericia indicó lo contrario. Según confirmaron esas fuentes, “el resultado es contundente y confirma que es su voz la de las escuchas telefónicas”.

¿Cómo se realizó la pericia? Se tomó una prueba del “cuerpo de voz de Minnicelli” en la alcaidía de Lugano donde está detenido desde el lunes temprano. “Se concluyó que en dos de los cinco archivos objeto de estudio se trata de la voz del referido imputado Minnicelli en forma categórica”, indica el informe.

Fuentes de la justicia señalaron que durante la indagatoria, el cuñado de De Vido no tuvo más opción “y admitió que era su voz la de las escuchas”. 

Minnicelli está acusado de contrabando agravado por el retiro, en 2016, de 6 de 300 contenedores que había inmovilizado el titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, por sospechas de contrabando.

Esta organización cobraba 70 mil dólares por cada contenedor de contrabando que luego se entregaba en el barrio de Once.

El cuñado de De Vido estuvo prófugo durante nueve meses. Más de la mitad de ese tiempo que escapó de la Justicia, el cuñado de Julio De Vido estuvo en Chapadmalal (a 23 kilómetros al sur de Mar del Plata), con una identidad falsa: “Roberto Martínez”. Todo terminó el domingo pasado a la noche cuando fue detenido por la policía bonaerense.

El juez Aguinsky y la fiscal Gabriela Ruiz Morales buscan reconstruir en esta segunda instancia de indagatoria, dónde estuvo los meses previos a su llegada a Chapadmalal. Asimismo, si recibió ayuda de alguien y de dónde obtenía el dinero con el que solía manejar.

El cuñado de De Vido dijo que no habló con nadie durante ese período y que nadie lo ayudó, pero siempre andaba con “fajos de dinero”.