Más Deportes Jueves, 6 de julio de 2017 | Edición impresa

El Ciclón demostró que es un equipo de otra clase

San Lorenzo pisó el acelerador, aprovechó las bajas de Regatas y lo atropelló en el juego inicial de la final. Hoy, a las 20, el segundo capítulo.

Por Redacción LA

Con la presencia del jugador mendocino, Carlos Matías Sandes, quien ingresó desde el banco de relevos y aportó 11 puntos, San Lorenzo de Almagro, actual campeón de la Liga Nacional de Básquetbol, se adelantó en la serie final ante Regatas Corrientes al cantar victoria en el primer juego por 88-62. El cotejo, que se desarrolló en el estadio Polideportivo Roberto Pando del barrio porteño de Boedo, tuvo los siguientes parciales:  24-16, 24-12, 18-12 y 22-22.

El dueño de casa contó con las buenas tareas de Gabriel Deck (16 puntos y 6 rebotes) y Marcos Mata (14 unidades y 8 recobres), mientras que la visita, que no tuvo al base estadounidense Donald Sims por motivos personales y al capitán Paolo Quinteros por una molestia física de último momento en la planta del pie derecho, apoyó su ofensiva en Chevon Troutman (19 tantos).

San Lorenzo sacó provecho de las transiciones rápidas, tanto con Gabriel Deck, como con Marcos Mata (7 unidades), y del uno contra uno de Alex Pérez (7) ante una defensa rival ordenada, que se fortaleció desde el rebote en su propio aro.

Selem Safar (8 tantos) saltó desde el banco de suplentes y se convirtió en un hombre clave en el “Cuervo” por su fineza a la hora de tirar desde tres y por su facilidad para romper la primera línea de marca, algo que le permitió anotar y asistir a sus compañeros.

Ya con la ventaja establecida en el marcador, San Lorenzo liquidó la historia (66-40) en el inicio del tercer capítulo con el liderazgo de Deck (14 puntos y 4 rebotes). 

Hoy, desde las 20, jugarán el segundo juego en Boedo.