• Jueves, 12 de enero de 2017
  • Edición impresa

El caso de los dos Brian: uno muerto y el otro deportado

El martes, el menor de 15 años acusado de matar a otro chico de 14 fue expulsado del país, tras ser declarado inimputable

Redacción LA

El joven peruano de 15 años, acusado de haber asesinado a un menor de 14 años en Argentina, llegó ayer en la madrugada a Lima (Perú),  luego de que las autoridades argentinas lo declararan inimputable y finalmente decidieran deportarlo del país.

El presunto criminal fue custodiado por su padre durante su arribo al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, y no quiso brindar declaraciones.

El adolescente peruano, que también se llama Brian y tiene 15 años, está involucrado en el caso que conmocionó a la opinión pública argentina, cuando el pasado 24 de diciembre intentó asaltar a una mujer y su hija, pero terminó baleando el auto donde se desplazaba Brian Aguinaco con uno de sus abuelos.

La víctima recibió un disparo en la cabeza que finalmente acabó con su vida dos días después del asalto. Luego del crimen, el peruano se fugó, pero fue capturado por la policía de Santiago de Chile y, tras su paso por la delegación mendocina de la Policía Federal, fue trasladado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

 

El abogado Guillermo Endi alertó que el adolescente de 15 años enviado a Perú, tras su sobreseimiento por el asesinato de Brian Aguinaco en el barrio porteño de Flores, podría volver a la Argentina "de manera ilegal" porque los límites de fronteras "son un desastre".

"Espero que el resolutorio del juez (de menores Enrique Gustavo Velázquez) diga que le prohíbe el ingreso al país", sostuvo el letrado, que representa en la justicia a los padres y demás familiares de Brian.

Endi contó que el adolescente acusado, también llamado Brian, que vivía en la villa 1-11-14, "fue a Perú porque el juez dispuso que la tutela la hagan los abuelos, no los padres. Espero que le prohíban regresar nuevamente a la Argentina".

"El juez les dijo a los padres de Brian que tenía que sobreseer al chico, que si no lo hacía corría el riesgo de que la otra parte lo denunciara por privación ilegal de su libertad y así perder su cargo por dejar un menor detenido", añadió.

El letrado recordó que "los chicos de entre 16 y 18 años pueden quedar detenidos si el juez lo dispone, pero si son más jóvenes no", aunque confió que al acusado de matar a Brian "le faltan dos meses para cumplir 16 y nosotros le pedimos al juez que dictara un fallo ejemplar que hiciera jurisprudencia".

Para el abogado de la familia Aguinaco Passada, el crimen de Brian "está caratulado como homicidio simple" pero "debe ser caratulado como homicidio criminis causa... veremos si lo califican como corresponde".

El martes el titular del juzgado de menores número 7 sobreseyó al adolescente de 15 años, que llevaba dos semanas detenido en el instituto de menores San Martín, y dispuso que viajara a Perú en avión.