• Viernes, 14 de abril de 2017

Dormir bien le puede salvar la vida a los hombres

Una investigación determinó que los caballeros que descansan menos de siete horas tienen más chances de desarrollar cáncer de próstata.

Redacción LA

Los hombres que descansen bien de noche podrían salvar su vida según un estudio preliminar de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society). Quienes duermen poco tienen mucho más riesgo de varias enfermedades. Una, el cáncer de próstata. 

En la investigación se analizaron los casos de hombres mayores de 65 años. Los expertos descubrieron que quienes dormían entre tres a cinco horas tenían un 55 por ciento más de posibilidades de padecer un cáncer de próstata en comparación con los que descansaban siete horas por noche. 

Justamente siete son las horas recomendadas de descanso nocturno para un hombre de esa edad. En el caso de los caballeros que descansaron sólo seis horas la historia se repitió. Este último grupo tuvo un 29 por ciento más de posibilidades de contraer este mismo cáncer. 

"Si otros estudios lo confirman, estos hallazgos contribuirían a las evidencias que sugieren la importancia de dormir de forma adecuada para una mejor salud", detalló la autora y líder del estudio, Susan Gapstur, vicepresidenta de epidemiología de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

La misma experta aclaró que el estudio es por el momento "interesante" pero que no alcanza a explicar los motivos por los cuales aparece el cáncer en quienes duermen poco. De todas maneras, sí se demostró que el sueño reparador es fundamental para preservar la salud. 

Para poder llegar a esta conclusión estudiaron los casos de 823 mil hombres de Estados Unidos. Una vez finalizado el estudio se presentó en la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research).

"La falta de sueño puede inhibir la producción de melatonina, una hormona que afecta a los ciclos de sueño. Una producción baja de melatonina puede conducir a un aumento en las mutaciones genéticas, un mayor daño oxidativo, una reducción en la reparación del ADN y un sistema inmunitario debilitado", detalló Gapstur en un comunicado de prensa.