• Sábado, 15 de julio de 2017
  • Edición impresa

Divina Gloria: ¡Qué calor, qué calor!

Divina protagoniza con Ernestina Pais, Marta González, María Valenzuela y María Carámbula, “Menopausia Show”, un musical que une mujeres diferentes viviendo el climaterio. La actriz y cantante, asoma aquí con su magnética personalidad.

Pablo Pereyra - ppereyra@losandes.com.ar

Protagonista y testigo del movimiento del teatro under de los ochenta. Divina Gloria es una artista multidimensional y ostenta una cantidad numerosa de actuaciones en el cine, el teatro, la televisión y la música.

Le va bien actuar y cantar, tanto en el Cervantes como en un bar de sótano. A ella (o como figura en su DNI: Martha Gloria Goldsztern), le gusta comparar la vida del artista con la de un trapecista, moviéndose en el vértigo, en el equilibrio, con caídas y aplausos. “Yo no era una chica Olmedo”, dijo una vez; pero ella indiscutiblemente se hizo popular con su  hilarante personaje en el programa “No toca botón” emitido entre 1981 y 1987. 

Pero en realidad, ella se formó primero en el canto. A los 5 años ya andaba por los escenarios, teniendo como maestros a la familia Cibrián-Campoy y debutó discográficamente en 1986 con “Desnudita es mejor”, e intermitentemente grabó ocho placas hasta “Karavanah: Shalom baby” de 2008, compartiendo grabaciones en paralelo con Willy Crook y Daniel Melingo, entre tantos. Sus tangos en ídish fueron una expansión internacional.

Con veinte años, ya estaba en la movida pop. Actuó en la presentación de “Piano Bar” de Charly, se bizarreó con Batato Barea, Doris Night, Fernando Noy y el grupo Caviar y no ha dejado de actuar.

Viene de participar en “Luz Cenicienta” el cuento infantil musical de Ana Belén Beas con canciones de Ángel Mahler pero por el mes de julio forma parte de la compañía de mujeres de “Menopausia Show”, junto con Ernestina Pais, Marta González, María Valenzuela y María Carámbula, en este momento de gira por la provincia desde el jueves, despidiéndose hoy y mañana con funciones en el Teatro Independencia. (ver “Tiempos de cambios”).

Mientras su voz se alejaba por la intermitencia de la línea telefónica, Divina consiguió intercambiar algunas respuestas, en tanto el auto la llevaba por el paisaje que une Tunuyán a Mendoza. 

- ¿Cómo te llegó este proyecto teatral? 

- En realidad, el lugar de mi personaje en la obra original lo interpreta Ana Acosta. Pero ella no podía salir de gira.  Y la propuesta de reemplazarla vino de uno de los productores, Juan Manuel Caballé. Es que ví la obra antes, durante sus primeras funciones, y me había encantado. El personaje que interpreto se llama Silvina. 

- ¿Y qué canción canta Silvina?

 - “Mi enfermedad”, de Andrés Calamaro, que se hizo famosa con Los Rodríguez. 

- Divertirse con el tema de la menopausia es la consigna. ¿Qué te gustó de la propuesta?

- Creo que lo que más me gustó fue el hecho de desarrollar una obra en la que puedas divertirte e identificarte en una etapa de vida que gracias a Dios la podemos contar. Yo fui mamá a los 38 años pero, para ser franca, te digo que a partir de ahí me siento más joven que antes. 

 

 

- ¿Cómo va la gira?

- Muy bien. Es la última vuelta de la obra porque en agosto nos instalamos en la calle Corrientes y no volveremos a salir. Estaremos allí hasta diciembre. 

- ¿Cómo ves ahora, con la perspectiva del tiempo, aquella importante movida del teatro under de los ochenta? 

- En aquella época era muy consciente que se estaba gestando un movimiento importante del teatro, el café concert y el musical. Estaba al tanto. Fue mi vida, nuestra vida. Lo recuerdo como algo muy hermoso y creativo. Era como una bendición. Había mucho arte, pero también risas y dolor. 

- ¿Has pensado editar un compilado de tus canciones?

- Ni idea por ahora, pero me gustaría. 

- ¿Y algún proyecto discográfico en el futuro?

- Eso sí me encantaría. Está en mi mente siempre. 

- ¿Qué objetos nunca te faltan en tu valija de viajes?

- Por supuesto una calza térmica, un pasamontañas y perfume, siempre perfume. 

 

Tiempo de cambios

Aquella “palabra innombrable para padecer sola y en silencio” se traspola en “Menopausia Show” en un musical que intenta desmitificar la idea del climaterio abordándolo con naturalidad y desenfado, reconociendo con humor y repertorio de canciones, éxitos populares de distintas épocas, una nueva etapa de la vida que las protagonistas comparten, aunque entre ellas no tengan nada en común.

Las actrices María Carámbula, Divina Gloria, Marta González, Ernestina Pais y María Valenzuela se hacen cargo con solvencia de esta parodia musical. 

“Menopausia Show” es una producción de Javier Faroni, con coreografías de Rubén Cuello, escenografía de Daniel Feijó, arreglos musicales de Martín Bianchedi, vestuario de Pablo Battaglia y dirección de González Gil. 

Dos funciones: hoy a las 21:30 y mañana domingo, a las 20:30.

En: Teatro Independencia (Espejo y Chile). 

Entradas: 450, 400 y 350 pesos.

Punto de venta: Teatro Independencia.