• Viernes, 14 de julio de 2017
  • Edición impresa

Diego Rivarola: “No puedo ser desagradecido con mi carrera futbolística”

El ex delantero, surgido en la cantera de Leonardo Murialdo, pasó por la provincia en busca de captar talentos para la U de Chile y aprovechó para repasar su época de jugador. Imperdible.

Juan azor - jazor@losandes.com.ar - Twitter: @JuanAzor

Con la típica tonada chilena adoptada de sus años en el país trasandino, Diego Rivarola, quien hoy está cumpliendo 41 años, abrió las puertas de su casa para darle paso a la memoria y la nostalgia. El ex goleador de la U de Chile paso por Mendoza y dejó salir sus recuerdos más preciados en una charla íntima con MÁS Deportes. 

-De visita en Mendoza por cuestiones laborales...

-Nosotros tenemos un centro de captación de jugadores en Mendoza y venimos dos veces al año a probar jugadores en distintos clubes. La idea es seleccionar para que algunos jugadores mendocinos tengan su oportunidad. Se lo difícil que es tenerla y por eso quiero darles la oportunidad. 

-¿Vivís en Chile?

-Si, en Santiago. Voy y vengo dos veces al año. Tengo mi familia acá, así que siempre es un gusto venir. Por suerte estamos cerca. A veces pienso en volver pero es difícil. Mi esposa y mis hijos son chilenos. Me gustaría en algún momento volver. Uno se acostumbra. Me fui de Mendoza en el ‘96, pero sin dudas que no me olvido de mi provincia. Siento nostalgia por mis amigos y mi familia.

 

 

-¿Qué te acordás de tus inicios en Murialdo?

-Tengo los mejores recuerdos de esa niñez. Son imborrables. Tengo grandes amigos como Pablo Bertani, Lechuga Alaniz... Muchos amigos con quienes seguimos compartiendo momentos.

-¿Cómo fue tu llegada a Chile?

-Cuando Marchetta llega a Platense, da una lista de jugadores que no iba a tener en cuenta. Un representante de acá, Omar Salpietro, llama entonces a mi papá y le cuenta que hay una chance en Santiago Morning.  Lo vi como una oportunidad diferente y me la jugué. Por suerte salió bien.

-¿Tu carrera fue como la soñabas?

-Estoy muy agradecido por la carrera que tuve. Sobre todo porque se de donde salí. Lograr todo lo que logré significó cumplir muchos más sueños de los que tenía cuando niño. Tuve la oportunidad de cumplir mis sueños. 

-¿Si tuvieras que elegir un momento de tu carrera?

-Creo que elegiría uno de los clásicos con Colo Colo. Fue lo que me marcó a mi como un jugador importante para la U de Chile. Tal vez el último gol que me tocó hacer, en el año 2011 sería el elegido. Fue muy lindo, muy recordado. El técnico de aquel equipo era Jorge Sampaoli. 

 

 

-Hablás de Sampaoli y no podés eludir a Bielsa: se armó una polémica con Arturo Vidal, el Loco y la selección chilena...

-Yo no creo que los chilenos piensen igual que Vidal; más bien creo que es una cuestión personal. Vidal no jugaba mucho con Bielsa y hoy se convirtió en un referente importante para la selección. Tal vez a él no lo marcó, pero a muchos otros jugadores les dejó cosas importantes Bielsa. 

-¿Podrías elegir un técnico que te marcó?

-Eso es relativo; es muy personal. No tengo técnicos favoritos. Tuve muchos y al final siempre digo que uno tiene que aprender lo bueno y lo malo de cada uno. Quizás gané muchas cosas con uno, pero no necesariamente es el mejor.

-¿Podemos imaginarnos a un Diego Rivarola técnico?

-No me gusta, no me apasiona. Yo hago las cosas que me apasionan. Cuando vos haces las cosas sin pasión, las haces sin ganas. Si fuera técnico, estaría ahí por una cuestión de comodidad, porque fuí jugador. Estaría más por el nombre que por otra cosa. Por ahora no me veo.

El gol que no fue...

“Jugábamos una definición ante Católica que es muy recordada en Chile y donde en el partido de ida perdimos 2-0. En la vuelta teníamos que hacer cuatro goles para salir campeones y los hicimos. En el último minuto, estando ya 4-0 en el marcador, Mena, el de la selección chilena, me tiró un centro muy fuerte; me lancé y alcancé a tocar la pelota, que salió derechito, y muy despacio, al palo. El rebote lo tomó el arquero y salió rápidamente de contragolpe. ¡Si nos hacían un gol perdíamos! Esa jugada terminó con la pelota pasando así (hace el gesto juntando sus dedos índice y pulgar). ¡De milagro no fue gol! (Risas).

-¿Y qué pensaste mientras iban hacia tu arco?

-¡Me quería matar! No lo podía creer. Estaba solo, ni el arquero estaba. Pasa que el centro fue demasiado fuerte, me tiré y apenas alcancé a desviarla.  Era el 5-0 y se acababa todo. De última se hubiera ido afuera, pero salió mal y casi nos clavan. Imaginate, pasaba de la gloria al odio en un minuto. ¡Ese momento fue tremendo!

 

"Trabajo en la captación de jugadores y en marketing, sobre todo con redes sociales. Estoy muy cómodo junto a mi grupo de trabajo”. 

 

Dice sobre Sampaoli

Los caminos de Diego Rivarola y Jorge Sampaoli se cruzaron allá por 2011, cuando el de Casilda dirigía a  la U de Chile. El delantero, pese a tener una relación con algunos roces, lo recuerda con mucho respeto: “No me tocó jugar mucho con Sampaoli, pero si me tocó convertir goles fundamentales, que ayudaron mucho al equipo. Eso hizo que tuviéramos una relación no digo de amor-odio pero si una relación de un jugador y un técnico”.

-¿Qué recuerdos tenés de él como DT?

-Jorge ha crecido mucho. Después de la U hizo un paso muy importante por la selección chilena y Europa. Aprendió mucho y es un gran entrenador. Tiene un don especial en el trato con los jugadores; les saca un rendimiento especial y no son muchos los técnicos que tienen esa capacidad. 

-¿Crees qué es el técnico para este momento de la selección?

-Creo que es el técnico de la selección siempre y cuando el tenga la libertad de elegir a los jugadores. Yo no sé si hoy tiene esa libertad. El grupo lo condiciona. Lo conozco y se que hay jugadores que el no tendría, pero por el momento los tiene que tener. Si le hubieran dado a elegir, hubiera elegido otro momento. A el le gusta armar los equipos desde el principio. Si logra convencer a los jugadores, puede funcionar. Es un técnico que puede mejorar todo.

 

Ficha personal

Nombre y apellido: Diego Gabriel Rivarola Popón.
Estado Civil: Casado con Paula.
Hijos: Nicolás, Matías y Valentino.
Un ídolo: Leonardo Rodríguez. 
Clubes: Murialdo, River Plate, Platense, Santiago Morning, U de Chile, Atlas (M), Argentinos Jrs., Maracaibo (V) y Alqui (Chipre).