• Sábado, 12 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Detuvieron al tío de la nena de 10 años que fue abusada y está embarazada

La pequeña llegó con su madre al hospital Notti sin saber que estaba con 8 meses de embarazo. La familia es de origen boliviano y viven en La Favorita.

Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

El caso de la nena embarazada de 10 años conmocionó a toda la provincia, ya que tanto ella como la familia se enteraron a las 32 semanas, cuando asistieron al hospital Humberto Notti. Por la edad de la menor se trata de una violación por la que fue detenido su tío.

Sin dar demasiados detalles para no entorpecer la investigación, el procurador Alejandro Gullé explicó ayer a la prensa que la niña tiene dos hermanos, sus papás son oriundos de Bolivia y viven en el barrio La Favorita.

A través del testimonio de la niña, quien mantuvo una charla con la fiscal del caso, Cecilia Bignert, se pudo dar con el sospechoso, un tío paterno que convivía con la familia de forma esporádica. “Es una persona que viajaba mucho a Bolivia y cuando venía convivía con ellos”, precisó Gullé, quien informó que en el mismo hogar viven con otro tío materno que está fuera de sospechas. Por el momento el hombre señalado por la nena está detenido hasta tanto se avance con la prueba de ADN. “Dependerá de lo que digan los médicos si es riesgoso o no hacer ahora el ADN o esperar a que nazca el bebé”, manifestó el procurador.

Se refirió también al hecho de que ni los padres, ni la menor sabían que estaba embarazada: “Por ahora lo único que podemos decir es que la niña es un poco robusta, por lo cual podría caber la veracidad de la versión de los padres de que no se dieron cuenta”. Además, destacó que la familia se encuentra en una condición de vulnerabilidad importante, “por lo cual el diálogo y la educación no están a la altura de lo que tendría que ser”, afirmó, aclarando que la niña está escolarizada.

En cuanto al futuro del embarazo, Gullé aseguró que los padres no se han expedido al respecto. “Va a haber un trato directo entre el juez de menores, los padres y la nena para ver si están dispuestos a asumir la maternidad", explicó. Asimismo, remarcó que desde el Estado se le está brindando toda la contención posible: “No hay ninguna duda de la contención en cuanto al aspecto físico, el problema lo veo en la contención psicológica, enfrentar una maternidad con 10 años. Ahí es donde hay que focalizar todos los esfuerzos”, aseguró.

 

 

Gullé también mencionó que los abusos a menores son muchos y que en su mayoría ocurren en el seno intrafamiliar. “Es una temática que no es nueva, lamentablemente acá hay que hacer hincapié en la formación y educación sexual de los chicos en las escuelas", señaló.

Por su parte, la fiscal  Bignert dio detalles de la causa en radio Nihuil: “Los elementos de sospecha que me habilitan a mí a formular la imputación formal ya existen, concretamente porque coincide la fecha de concepción, tenemos una prueba objetiva que es un embarazo, con la fecha en que la persona imputada habría llegado a la casa de la familia. Sin perjuicio de eso, falta un elemento fundamental que es la declaración en sede judicial de la menor, eso nos va a especificar más los hechos”. 

En relación a la guarda de menor, afirmó que está en manos del Organismo Administrativo Local: “No tenemos facultad para disponer quién se hace cargo de los menores, para eso está el OAL y el juez de Familia, por eso han sacado la compulsas respectivas”.

En tanto, la subsecretaria de Desarrollo Social de la provincia, Marcela Fernández, indicó en una entrevista con radio Mitre que “hay una familia presente aunque la situación es compleja. Estamos detrás de esta investigación porque obviamente tenemos que observar cuál es la situación de las relaciones familiares, pero primero lo importante: la salud de la nena”.

En lo que coincidió el director del Notti: “Tiene un impacto emocional, psicológico, por lo tanto debemos contenerla desde todo punto de vista”.