• Lunes, 14 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Daniel Savina y Mariana Cucchi: “Como emprendedores de desarrollos inmobiliarios nos propusimos mejorar la calidad de vida a la gente”

Según los directores de Hyde Desarrollos Inmobiliarios, el departamento posee ventajas que hoy privilegian a los mendocinos como implica el desconectarse del estrés del microcentro, y un mayor contacto con la naturaleza.

Jaquelina Jimena - jjimena@losandes.com.ar

Cuando nació la firma Hyde Development, hace tres años, el contexto económico en Mendoza no era el mejor para lanzarse al negocio inmobiliario. Si bien 2014 estaba atravesado por la incertidumbre macroeconómica que planteaban las elecciones, no fue obstáculo para que Daniel Savina y Mariana Cucchi, director ejecutivo y directora comercial de Hyde Development, apostaran por sus sueños de hacer crecer su empresa. 

La inspiración y nombre de la compañía lo encontraron en Inglaterra cuando ambos desarrollaban sus carreras profesionales y se plantearon dejar huella en su Mendoza natal.

En la charla, Daniel y Mariana no sólo comparten su fórmula para crecer más allá del contexto económico sino  también cómo diseñan juntos 2018. "Somos muy optimistas; los años por venir serán de mucho desarrollo para nosotros". 

- ¿Desde qué año comenzaron a operar en Mendoza?

- Mariana Cucchi (MC): Nuestra historia comienza en Londres. A mediados de 2014, yo me encontraba realizando una práctica en Inglaterra y Daniel había decidido que no quería seguir trabajando en relación de dependencia. Fue cuando empezamos a generar la idea de hacer algo juntos.

Los dos nos conocíamos desde chicos y, además de ser pareja, nos gustaba la idea de hacer algo juntos. Siempre tuvimos el sueño de hacer algo que trascendiera, que dejara huella y mejorara la vida de las personas.

En octubre de 2014, me vino a visitar a Londres y, mientras le mostraba la ciudad, sorprendidos por la forma en que desarrollaban, fuimos descubriendo que todo estaba pensado; todo lo que desarrollaban estaba pensado en el usuario final. Fue en ese momento que nos dimos cuenta de que nuestra misión era mejorar la vida de las personas desarrollando lugares. En el mismo viaje, recorriendo uno de los parques más lindos de Londres, Hyde Park, nació el nombre de la empresa "Hyde Development".

A nuestro regreso comenzamos con los trámites legales y fundamos nuestra compañía. Empezamos con un terreno de la familia de Daniel que había adquirido en Vistalba en una zona con mucho potencial, así que vimos ahí la oportunidad de comenzar con nuestro primer desarrollo que lanzamos en agosto de 2015, "La Tacuara", un edificio que ya se encuentra terminado y está vendido en su totalidad. Ése fue el primer desafío en agosto de 2015. 

- ¿Y luego cómo continuaron?

- Daniel Savina (DS): Luego del lanzamiento de La Tacuara, queríamos comenzar a desarrollar un barrio, un lugar donde plasmar todo lo que habíamos visto afuera. Comenzamos con la búsqueda de terrenos y encontramos uno hermoso en la zona de Russell-Maipú, muy cerca del Club Liceo Rugby. Habíamos estado estudiando la zona y veíamos mucho potencial ahí.

En noviembre de 2015, luego de tener todas las aprobaciones y factibilidades, lanzamos nuestro primer barrio privado, "Terrazas Park Maipú". Fue un hito para nosotros. La pre-venta de Terrazas fue un éxito y en menos de 3 meses teníamos vendido más del 50% del barrio. 

-¿Qué factores fueron auspiciosos para el desarrollo de la compañía?

- DS: Si bien empezamos en una época difícil (estábamos en plenas elecciones con un dólar totalmente desfavorable teníamos doble tipo de cambio), no había financiación para este tipo de proyecto. Analizando cómo venía el contexto y cómo se movía el mercado en base a las necesidades del cliente, hicimos uno de los primeros barrios que empezó a tener financiación en 24 meses, lo cual no era tan común en esa época.

Así comenzamos a diseñar otro producto pensado desde el usuario: un barrio con todo el diseño de un barrio privado pero con las características de un semi-privado. Esta vez queríamos que el desarrollo fuera en Luján, y, luego de una larga búsqueda, a mediados de 2016, compramos un terreno de 5 hectáreas en Perdriel, Luján de Cuyo; en noviembre del mismo año lanzamos "Los Tarcos".

 A partir del éxito que tuvimos con el edificio La Tacuara, nuestros clientes nos pedían otro desarrollo de departamentos. Esto era dar un salto en la escala y el desafío era grande. En diciembre de 2016 cerramos la compra de un terreno de 1.800 m2 en el corazón de Luján y comenzamos a diseñar La Tacuara II.

El proceso de creación fue más exhaustivo, pero no queríamos dejar detalle al azar. Comenzamos a mostrar el proyecto a clientes en julio y en menos de 1 mes ya teníamos vendidas 40% de las unidades. 

-¿Qué características distintivas tiene la empresa?

-MC: Lo que nos diferencia de los otros desarrolladores es que diseñamos cada uno de nuestros proyectos como si nosotros mismos fuéramos los usuarios finales de cada uno de ellos. Nos imaginamos viviendo el día a día en cada rincón o espacio de nuestro desarrollo y de ahí salen los diseños finales. 

Si un desarrollo no se diseña pensando en el usuario final, lo que das al cliente no es una solución sino un problema a futuro. En este proceso ponemos mucho énfasis y esto es muy valorado por el cliente. Otra parte importante es la atención personalizada que damos a nuestros clientes. Cada uno de ellos para nosotros es único. Nos esforzamos por resolver sus necesidades y ayudarlos en todo el proceso. 

- Hoy por hoy ¿cuál es el proyecto estrella de la firma y por qué?

-MC: Nuestro proyecto estrella es Terrazas Park. Es un barrio privado ubicado en la zona de Russell en Maipú. Para nosotros es nuestro proyecto estrella, porque nos permitió instalarnos como empresa de desarrollos inmobiliarios.

Es un proyecto que pensamos mucho, nos ayudó a despegar y del que se enamoraron nuestros 110 clientes. Nosotros vemos a cada uno ellos como futuros nuestros vendedores, los que van a encargarse de transmitir todo lo que significa Terrazas Park. 

-¿Qué pide el cliente?

- MC: La mayoría de las personas buscan seguridad, tranquilidad y también irse de la ciudad para tener una vida más relajada, con buenas vistas y estética. 

-¿Qué tipo de financiamiento ofrecen?

- DS: Tenemos muchas opciones: desde 24 hasta 84 cuotas dependiendo del desarrollo y de la etapa en que se encuentra cada uno de estos. Entendemos que las necesidades de los clientes de los diferentes desarrollos no son iguales, por lo que cada proyecto tiene un financiamiento adecuado para cada tipo de cliente dando una atención personalizada y estudiando cada caso.

Nosotros terminamos financiando lo que los bancos privados y el Estado no financian. En los últimos 5 meses, hubo muchas consultas referidas a los créditos hipotecarios, pero cuando le hacemos seguimiento a estos casos, observamos que muy pocos terminan accediendo a los créditos.

-¿Cuánto tiempo deben esperar los clientes en promedio para tener su lote o departamento?

-DS: Los tiempos de los desarrollos son muy parecidos. Por lo general si un cliente entra en pre-venta tiene que esperar 24 meses para tener su unidad. En el caso de las casas, dependiendo del financiamiento que se elija, pueden tener su casa hasta en 12 meses. La otra clave es que somos muy responsables con los plazos de entrega.

Todos los proyectos de la empresa se construyen con 24 meses como plazo máximo. La persona sabe por contrato cuándo va a recibir el lote, casa o departamento.

-Además de individuos, parejas y familias que buscan tener su lote o departamento, el esquema de negocio que poseen ¿permite la entrada de inversionistas?

- DS: Todos nuestros proyectos están pensados para el usuario final. Al inversor no le sirve porque si invierte U$S 20 mil o U$S 30 mil en un barrio que luego no se habita, es un barrio fantasma. Entonces nosotros le damos la posibilidad de entrar como inversores y luego vender el terreno al usuario final, por lo que hacemos todo el servicio al inversionista.

Al principio los inversionistas sólo podían ingresar adquiriendo una unidad o más pero, a partir de este año, permitimos la entrada de inversores a riesgo y con renta fija en dólares. Diseñamos una unidad especializada en inversores. Ellos son los que permiten crecer a otro ritmo, pero nuestro foco siempre está en el usuario final.

- ¿Cómo se viene 2018 para la firma?

- DS: En los próximos años se va a reactivar el consumo. Somos muy optimistas respecto de los próximos años. Creemos que van a aparecer las inversiones y se va a reactivar aún más la economía. Esto acompañado de financiamiento público y privado, va a hacer que crezca el sector inmobiliario. Por eso nos animamos a lanzar "La Tacuara II".

Estamos en la pre venta. Es un edificio de alta gama. Está en el corazón de Luján. Son 21 unidades con terminaciones de primera calidad. También tenemos otro desarrollo en puerta esperando para ser lanzado también por Luján.