Más Deportes Domingo, 24 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Cuando el fútbol y ganar no lo son todo

El sistema de becas que implementó el gobierno de la provincia en el que no se exigen resultados, es una buena señal y evidencia que Mendoza tiene vida después del fútbol.

 

Maxi Salgado - Editor de Más Deportes - msalgado@losandes.com.ar -  Twitter: @maxisalgado

Durante muchos años, el deporte amateur de la provincia luchó por un apoyo que se fue dando en cuenta gotas y para el cual era necesario acreditar una foja de servicios demasiado amplia. “Si no ganás, no valés” era el mensaje implícito. Ese constante trajinar parece haberse atenuado.  

Es que la provincia otorgó becas a 67 mendocinos que, cómo remarcábamos antes, no llegan a cumplir los requisitos que pide la Secretaría de Deportes de la Nación, ni en Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard). “No les pedimos que ganen, pero sí que compitan y sean ejemplo para sus amistades y compañeros de escuela y de club", aseguró Federico Chiapetta al respecto y esto es lo importante que tiene esta ayuda para la cual el Estado ha destinado 2.500.000 de pesos.

Porque está innato en el ser humano que la presión es un factor contraproducente y más en el deporte. Además se pone como condición estar estudiando y cumplir con ello, otro punto a favor. 

La ayuda está destinada a seleccionados nacionales o a deportistas que se han revelado como promesas. Y la verdad que tener a casi 70 deportistas en esas condiciones es una situación que los mendocinos debemos festejar.  Lo venimos afirmando desde hace tiempo que nuestra provincia está en un momento de pleno crecimiento y sostenerlo será trabajo de todos. Incluso y, principalmente, del gobierno. Esta decisión de acompañar a los deportistas debe sostenerse en el tiempo, que no sea una buena acción marketinera en un año electoral que se presenta como complicado en todos los distritos. Que los funcionarios estén en todos los actos no es necesario a veces y hasta suele ser contraproducente.

Pero eso será harina de otra costal y por ahora me parece una buena decisión conocer los nombres de los comprovincianos que están cerca de consolidarse en un alto nivel y hacernos hinchas de ellos para que puedan sacar rédito a la beca y nos devuelvan alegrías a cambio. Serán los mismos que mañana veremos por televisión y no es bueno que recién ahí nos preguntemos ¿y este quién es? como nos pasa habitualmente a los mendocinos. 

En excelencia, los elegidos son Renzo Cremaschi (atletismo) y los rugbiers Bautista Stávile y Rodrigo Manzano Marines. En alto rendimiento, tenemos a Santiago Bertolini, Federico Montes y Juan Ignacio Sarmiento (BMX), Francisco Bichir Cisneros y Ana Lombardo (esgrima), a los atletas Emanuel Tanten Gomes, Valentina Sánchez, Facundo Mercado y Gastón Fernando Sayago, los basquetbolistas Lucas Reyes; Génesis Toledano, Abril Ramírez Kahalil Adaro y Alejandro Villa; las nadadores Estefanía Arabia, Agostina Perlbach, Martina Oriozabala y Florencia Mazzei Villegas; los hockistas  Nahuel Fornari, Agustín Cabaña, Ailén López Luna y  Sofía Lucero, los tenismesistas Emanuel Lara, Santiago Lorenzo y Luciano Alto; Yamil Amuch y Juan Matías Zani en triatlón, Máximo Lucentini, Facundo Juárez y Julián Giménez en tenis, Stefano Urtubey en hipismo, Tomás Granella Vickers y Emilio Brizuela en rugby, los pesistas Agustín Francisco Pérez y Diego Martin Ríos Leprera, los tiradores Lucía Antonella Brissio García y Adriel Mansilla, los remeros  María Sol Nadal y Iñaki Mañanet y los windsurfistas Juan Ignacio Caleau y en kick boxing Stefanía Marotto.

En lo que respecta a las promesas, anote a los remeros Facundo Tersoglio y Joaquín Kemelmajer, el triatleta Bruno Lucero, el tenismesista  Tomás Sanchi. Martina Pereyra y Emilia Garre, en hockey; Joaquín Rodríguez en golf; los ciclistas Leonardo Estela y Joaquín Vega, el esgrimista Farid Nasif Bain, los nadadores Valentina Paganini, Serafín González, Catalina Ghireti y Ana Paula Moyano, la atleta 

Agustina Martínez; Matías Contreras, BMX; Brisa Martínez, pesas y Ezequiel Beamonte, básquet.

A estas voluntades se suman los seleccionados que viajarán a los Binacionales, sí esos que se juegan con San Juan, San Luis, Córdoba y cuatro regiones de Chile y que sirven para ir viendo donde estamos parados. Mendoza ha tenido muy buenos resultados en los últimos años. No olvidarse que esta competencia son para menores de 18 años, los mismos chicos que el año que viene estarán en los Juegos Olímpicos de la Juventud y en donde Mendoza tiene una gran cantidad de atletas aún en carrera para participar. 

Y no olvidemos que también habrá una nutrida delegación en los Evita (Sanmartinianos en la etapa provincial) en donde defenderemos más de 70 medallas. En un mundo en el que la tecnología  convierte a la población en sedentaria, mucho para festejar. Y más si caemos en la cuenta que en toda la nota, nunca mencionamos la palabra fútbol. ¿Una rareza para los argentino o no?