Fincas Sábado, 20 de mayo de 2017 | Edición impresa

Crecen las exportaciones de soja por la recuperación económica global

Las importaciones de soja han aumentado más de 20% en China en el primer trimestre del año. Esto significa que superarían los 93 millones de toneladas en 2017.

Por Jorge Castro - Analista internacional

La economía mundial volvió a crecer en el primer trimestre de 2017 (3,7% anual), tras experimentar 6 años de estancamiento. La causa fundamental del estancamiento global es la desaceleración de la economía china -la segunda del mundo después de la norteamericana-, que ha visto disminuido su nivel de expansión más de 4 puntos en los últimos 7 años (creció 11% anual entre 2001 y 2009, y 6,5% anual promedio desde entonces).

Medido en dólares constantes, el PBI chino asciende a U$S 11,4 billones (el de Estados Unidos es de U$S 18 billones). En los primeros diez años del siglo, China no sólo creció a 11% anual, sino que además sus exportaciones aumentaron 30% por año.

Aún así, a pesar de la desaceleración, China ha contribuido más de 30% al crecimiento de la economía mundial en este período, en tanto la contribución de Estados Unidos ha sido de sólo 15%.

En el primer trimestre de este año, el PBI chino se expandió 6,9% anual, el nivel más alto de los últimos 7 años, y esto ha impactado en el crecimiento de la demanda mundial de agroalimentos, con un aumento notable en el alza de las exportaciones de granos de Estados Unidos, en especial la soja.

Las importaciones de soja han aumentado más de 20% en China en el primer trimestre del año, y lo hacen a un ritmo que es el doble del experimentado en los últimos 7 años. Esto significa que superarían los 93 millones de toneladas en setiembre de 2017.

La contrapartida ha sido que las exportaciones estadounidenses de soja han aumentado 62% anual en abril, y alcanzaron las 521.218 toneladas en la semana concluida el 27 de ese mes. Es el mayor nivel de ventas de soja en el exterior desde 1997.

Esto implica que serían ampliamente superadas las previsiones de USDA para este año, y que las 55,1 millones de toneladas pronosticadas quedarían cortas en más de 10 millones de toneladas.

A pesar de estas cifras récord, Brasil sería el principal exportador mundial de soja en 2017. Las exportaciones brasileñas alcanzaron a 27,7 millones de toneladas en el primer trimestre del año, lo que implica un aumento de 17% respecto a 2016. De ese total, más de 65% (21,6 millones de toneladas) se destinan a China, que es la principal socia comercial de Brasil desde 2009.

La expansión de la economía mundial en el primer trimestre se ha visto consolidada por un acontecimiento histórico mayor: el acuerdo pleno alcanzado por Estados Unidos y China en materia de comercio e inversiones, pactado por los presidentes Donald Trump y Xi Jinping en la reunión de principios de abril en Palm Beach, Florida.

El significado económico del acuerdo entre las dos superpotencias es que reduce drásticamente la tasa de riesgo global, al eliminar la mayor amenaza que presentaba la economía mundial en este período, que era el estallido de una guerra comercial en gran escala entre China y Estados Unidos.

La producción agroalimentaria de Estados Unidos, Brasil y la Argentina es la principal beneficiaria en forma inmediata del trascendente acuerdo de Palm Beach, Florida.