Deco+ Lunes, 20 de marzo de 2017

Homenaje: creando sueños en un Palazzo

"Esta exposición tiene algo que nos inspira desde lo más profundo", señalan las diseñadoras Marisa Lacoste y María Graciela Travaglini.

Y ese algo es es el de reconocernos parte de ella. El espacio más soñado e ineludible del hogar, perfuma en recuerdos, reconforta el alma y nos transporta a otra vida. El diseño del ambiente elegido fue pensado con el concepto evocativo del dormitorio del Palazzo Gargantini del siglo XIX, donde el Art Nouveau (Liberty Italiano) lo definía.

Se imaginó un lugar como punto de confluencia de estilos y sensaciones, por lo que se consideró una performance mayormente ecléctica, contrarrestando exquisitamente los rasgos vintage, con el minimalismo formal de lo moderno, y a su vez contemporáneo, aportado por La Provenza Deco e Idea Mobili.

Al diseñar el ambiente se tuvo en cuenta la altura de la construcción y su consecuente verticalidad, utilizando la cama como nexo con todo el espacio y el estilo arquitectónico de la casa, como así también la pureza formal del mobiliario contemporáneo.

La cama fue ubicada de manera tal que desde ella pueda apreciarse la conjunción de la belleza y grandilocuencia de los jardines del exterior y la elegancia de los balcones del hall principal del palazzo; permitiendo a su vez el ingreso de la luz del día, desde que sale el sol hasta su ocaso.  Del mismo modo, la iluminación nocturna está totalmente localizada y zonificada jerarquizando las diferentes áreas del cuarto.

Las diseñadoras Marisa Lacoste y María Graciela Travaglini buscaron transmitir la máxima perfección, con la sobriedad y la equilibrada geometría de los muebles, con el total dominio de las líneas verticales y horizontales. Los colores neutros sin estridencias ni grandes contrastes; sólo el que pide el juego propio del “estilo”; implican un estudio detallado, puntilloso y funcional del espacio renunciando a rigideces estéticas y prejuiciosas.

El estilo minimalista aportado por el mobiliario de Idea, resalta lo esencial y la nobleza de los materiales; la elaboración minuciosa, hasta el más pequeño detalle. Son frecuentes las combinaciones de diversos acabados y tipos de metal, madera natural de tonalidades claras y cristal, generando en lugar luminoso pero nostálgico que nos transporta.

La elegancia vinculada al descanso y al relax, fue el verdadero logro. La luz ambiental completó el cuadro a la perfección hecha decoración. Armonía y buen gusto en la habitación del palazzo han sido el común denominador al momento de resolver detalles y rincones del cuarto de la mano de Provenza Deco.

Se buscó crear en el lugar la sensación de percibir aires de nostalgia que estimulan los sentidos, remontándonos a otra época.

Seguinos con el hashtag #ViviElMuseo