Estilo Martes, 8 de agosto de 2017 | Edición impresa

Creaciones inspiradas en la iluminación inalámbrica

Tendencias modernosas y creativas para dar luz adonde quieras ir.

Por Por Uta Abendroth (DPA)

Las innovaciones que se produjeron en los últimos años en materia de iluminación son toda una revolución, también para el diseño. Las luces LED fueron mejorando permanentemente, y hoy las compañías desarrollan un estilo totalmente nuevo que incluye luces inalámbricas que nos acompañan desde el salón de estar hasta el jardín.

La clave está en los diodos emisores de luz, que son los que determinan qué efecto tendrá la iluminación. Ese desarrollo abrió las puertas a un mundo nuevo y posibilitó la fabricación de las luces 2.0, que son móviles y buenas tanto para interiores como exteriores.

Algunos ejemplos

Tomemos como ejemplo la lámpara “FollowMe”. Tiene una parte superior móvil, está hecha de policarbonato y madera, y sigue al usuario a todas partes. Es un diseño de Inma Bermúdez para la marca Marset y es totalmente pionera en este ámbito. Cuando fue presentada en 2014 se veían pocas lámparas similares. Ahora está siendo tendencia.

Por su lado, la marca Gloster incorporó este año diseños inalámbricos de Henrik Pedersen, que propuso dos lámparas de piso llamadas “Ambient Cocoon” de polipropileno y teca, por un lado, y “Ambient Nest”, de un entramado de materiales sintéticos y acero inoxidable. El resultado: iluminación ideal para las vacaciones o para un jardín de invierno. Estas lámparas también se pueden colgar del techo.

Pedersen explica su inspiración comentando que como diseñador notó que “la iluminación y la calidez hacen la gran diferencia de los ambientes más agradables” y que, desde su estética, “los recursos más discretos suelen ser los de mayor efecto”. Por eso ideó una iluminación que sirva “de fondo”.

 

 

Pero no todo es nuevo en el mercado. Hay un producto que ya tiene más de 50 años y que vive un renacimiento: la lámpara de mesa “Cestita”, diseñada por Miguel Milá en 1962 para Santa & Cole, que se presenta ahora en una reedición sin cable. La esfera de vidrio o material se posa sobre una base de madera de pino y, además de ser recargable, se convierte en un objeto portátil.

“La Cestita portátil tiene el equilibrio justo entre lo funcional y la tradicional de nuestra artesaní", dice el arquitecto Milá: “Esta reedición del diseño original se respalda en la tecnología para mejorar sus funciones sin que la lámpara pierda la calidez de siempre, esa que caracteriza a la familia de luminarias”, agrega quien la concibió.
Y la lista es larga, podría seguir con infinitas propuestas. Los diseñadores de Studio Natural idearon una lámpara con silicona, “Cri-Cri”, que no sólo es portable, sino que también se puede plegar. ¡Para llevara todas partes!