Policiales Viernes, 21 de abril de 2017

Condenan a 4 años de cárcel a García Aliverti por atropellar y matar a un ciclista

En 2013 llevó en su parabrisas el cuerpo del atropellado por 17 kilómetros. Quedará libre y podrá manejar hasta que haya sentencia firme.

Por DyN

El periodista radial Pablo García Aliverti fue condenado hoy a cuatro años de prisión por atropellar y matar en 2013 a un hombre que circulaba en bicicleta por la autopista Panamericana, pero continuará en libertad y podrá conducir automóviles hasta que la sentencia quede firme.

García Aliverti estaba imputado por matar al vigilador Reinaldo Rodas, a quien atropelló y arrastró en el capot de su vehículo durante 17 kilómetros el 16 de febrero de 2013, en la Panamericana.

El Tribunal Oral 6 del partido bonaerense de San Isidro encontró a García Aliverti culpable del delito de "homicidio culposo agravado por conducción imprudente" y lo inhabilitó para conducir vehículos por ocho años.

Los jueces establecieron en la sentencia que García Aliverti pueda seguir conduciendo automóviles hasta que la condena sea ratificada en los tribunales superiores, dado que las querellas y la fiscalía no lo habían solicitado explícitamente.

Las querellas habían solicitado 15 años de prisión y la fiscal María Inés Domínguez una condena de cuatro, mientras que la defensa de García Aliverti requirió la absolución.

 

 

García, hijo del locutor Eduardo Aliverti, escuchó el fallo en la sala del tribunal, donde estaban presentes la viuda y el hijo de Rodas.
"Estoy contenta en parte, porque fue condenado, pero yo esperaba que le dieran mas años", dijo Catalina Ramírez, viuda del vigilador.

El hijo de Rodas se manifestó disconforme con la condena y apuntó a García Aliverti: "Nunca pidió perdón, siempre le echó la culpa a mi viejo".

En tanto, Vivian Perrone, de Madres del Dolor, afirmó que "cuatro años no es casi nada" y objetó que García Aliverti se haya ido de los tribunales "conduciendo a su casa".

"Que hayan condenado a cuatro años a un hombre que manejaba a exceso de velocidad, drogado, alcoholizado, deja un gusto amargo", sostuvo en declaraciones al canal TN, y agregó: "Los jueces tiraron la pelota para Casación".

Perrone adelantó que la querella va a pedir la detención de García Aliverti y que "le saquen el registro". El hecho ocurrió en la madrugada del 16 de febrero de 2013 cuando García Aliverti volvía de una fiesta y conducía su automóvil Peugeot 504 por la Panamericana, donde embistió por detrás la bicicleta de Rodas, que se dirigía a cubrir su puesto de trabajo en el country Mapuche.

A causa del impacto Rodas atravesó el parabrisas del vehículo, su cabeza y torso quedaron apoyados en el asiento del acompañante y las piernas sobre el capot del rodado, no obstante lo cual García Aliverti siguió conduciendo durante 17 kilómetros hasta arribar al siguiente puesto de peaje, en Pablo Nogués.

Allí García Aliverti fue demorado y el test de alcoholemia, hecho varias horas después del accidente, reveló que tenía 1,45 gramos de alcohol en sangre, casi el triple de lo permitido.

Antes del juicio oral, al que llegó en libertad, García Aliverti había reconocido que hubo un "ofrecimiento económico" a la viuda, aunque argumentó: "Fue por la parte civil y para llegar a un arreglo en ese sentido, no para que se callara".