Fincas Sábado, 4 de marzo de 2017 | Edición impresa

Cómo viene la cosecha 2017, buena sanidad y menores rindes

Referentes de la industria analizan la marcha de los principales varietales. El malbec llega con menores rendimientos de acuerdo a la zona. Esta añada es comparable con la de 2004 y 2010.

Por María Soledad González- sgonzalez@losandes.com.ar

Arrancó una nueva vendimia y todo parece indicar que aun con menores rindes a los esperados, la cosecha 2017 traerá vinos de excelente calidad. Así lo confirmaron varios referentes de las bodegas más importantes de la provincia, al destacar, la marcha de la cosecha. 

Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura,  se llevan cosechados hasta la semana 12: en Mendoza 136.035.638 kilos de uva, con los cuales se elaboraron 38.364.366 litros de vino y 479.540 litros de mosto.  Mientras que San Juan ha llevado hasta los lagares, 101.154.815 de kilos de uva, con los que se  elaboraron 23.353.800 litros de vino y 10.522.371 litros de mosto. 

Si bien durante los meses de setiembre y octubre se registraron algunas heladas generalizadas,  principalmente  las del 2 al 6 de setiembre y el 24 del mismo mes, que afectaron diferentes cultivos, lo cierto, es que la marcha climática ha sido benévola en cuanto a lluvias, lo que ha asegurado sobre los últimos meses una excelente sanidad.

“Estamos frente a una cosecha de alta calidad. En la zona Este se ha frenado un poco la maduración por el intenso calor, pero la cosecha marcha muy bien. En el caso del Valle de Uco ya estamos cosechando las blancas, que nos están dando vinos frescos y con muy buena madurez, y hemos empezado a cosechar algún tinto con una calidad muy parecida al 2004 y 2010; por el momento la marcha es excelente”, comentó Alejandro Vigil, winemaker  de  bodega Catena Zapata y co propietario de Bodega Aleanna.

Por  su parte, Daniel Pi, winemaker de Trapiche, sostuvo que “en Mendoza, si bien la cosecha se adelantó dos semanas por el calor, la vendimia se ha frenado y estamos viendo en algunos sectores una merma. La helada afectó por ejemplo al chardonnay. Sin embargo, no tenemos una idea muy precisa de  las perdidas, en el caso del chardonnay estamos viendo perdidas del 40%. En general, en el Valle de Uco todos esperan rendimientos inferiores a los de una cosecha normal para el malbec que podría estar alrededor del 15%”. 

 

 

Otro referente del Valle de Uco, por sus vinos reconocidos por la crítica, es Matías Michelini de Passionate Wines, en este sentido, el enólogo, indicó que “para mi es un año particular, donde las altas temperaturas y la cantidad de días soleados, en enero y febrero, han hecho que la uva madure muy rápido. Se han terminado las uvas blancas y se han comenzado con pinot noir y algunos malbec, también”.

Agregó: “Esto se debe ha que hay poca cantidad de uva, porque las heladas y el viento zonda han afectado la producción entonces. En general, estamos con 30% menos de uvas con respecto al año pasado en el Valle de Uco”.

Sebastián Zuccardi, de Bodega Zuccardi, indicó que “Veo una cosecha más típica de Mendoza, principalmente porque venimos con más calor y menos humedad, principalmente si la comparamos con la 2014, 2015  y 2016; es decir que son situaciones climáticas que conocemos más. En el Valle de Uco lo que se ve es mucha sanidad y la madurez avanzando más”. 

Para Zuccardi, durante las próximas semanas se terminará de definir el camino de una cosecha que, en principio, ha arrancado con excelentes perspectivas en términos de calidad, aunque con un volumen por debajo de lo esperado. 

“El envero en el malbec fue un poco más largo y heterogéneo de lo esperado. Es un año que está por debajo de lo normal pero con muy buena madurez y sanidad, estos vinos se van a parecer más a lo que conocemos tradicionalmente de Mendoza, entonces los desafíos serán cosechar en el punto justo de madurez y no sobre madurar las uvas, si el año sigue así”.

Edgardo Del Pópolo, de Dominio del Plata, indicó que la cosecha viene con una diferencia importante según la zona. Para Luján de Cuyo y Valle de Uco, “vienen casi todas las variedades con algo de merma en diferentes porcentajes”. 

Y sostuvo que “donde más notamos merma es en el malbec, lo que no significa que haya malbec con rindes normales o casi normales. Pero también hemos visto muchas variedades como chardonnay, pinot noir y dentro de las tintas las que mejor pueden estar en cuento a rinde, puede ser el cabernet sauvignon”. 

Así ven la vendimia algunos de los referentes más calificados del sector.

 

Qué pasará en los Valles Calchaquíes y San Juan

Daniel Pi forma parte de uno de los grupos de bodegas más importantes del país: Peñaflor. En este sentido, la empresa tiene más de 6.000 hectáreas propias disponibles para el cultivo de viñedos, distribuidas en diferentes oasis del país. 

Pi destacó que con respecto a la cosecha en los Valles Calchaquíes, “estamos visualizando que se trata de una vendimia normal, es decir 30% a  40% más que el año pasado, cuando se registraron heladas que afectaron un tercio de la producción. Pero este año estamos teniendo volúmenes normales y las fechas de cosecha son las estándares para la región. Sobre la calidad,  desde el punto vista sanitario y cualitativo de las uvas, es muy buena ya que no hay enfermedades a la vista y en general, se está cosechando a buen ritmo”. 

Para el caso de San Juan, el técnico estimó que “en San Juan, la cosecha vino al principio adelantada, alrededor de dos semanas, y estamos cosechando a buen ritmo. Las blancas se adelantaron pero las tintas están dentro de las fechas normales, los volúmenes normales. En algunas variedades, quizá  tengamos rindes superiores hasta casi 20%, pero se estima que en las uvas criollas habrá menos productividad porque las mismas heladas que hubo a principios de setiembre, afectaron un poco el chardonnay y el sauvignon blanc y también a las criollas. En general, estamos dentro de los valores presupuestados”.