• Jueves, 10 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Cómo pasar de la idea, a la acción

Andrea Nallim - Directora del Centro de Emprendedores de la Universidad del Aconcagua

En la universidad trabajamos con emprendedorismo desde el año 2000. Lo que hacemos en el Centro de Emprendedores se vincula con formación y capacitación, para cualquier tipo de proyecto y rubro.

En general buscamos dar cursos o talleres innovadores a las personas que desean emprender su proyecto, ya que nos importa que los que asistan se lleven algo consigo, una herramienta,  no sólo que tengan una clase.

La mayoría de las inquietudes de los que asisten tienen que ver con el cómo pasar de la idea a la acción, cómo poder armar el plan de negocios; y también respecto al modelo del mismo. Otra duda es el cómo conseguir financiamiento.

Hay muchos que vienen con una idea y tienen que armar su modelo de negocio, otros que se acercan porque necesitan un acompañamiento o guía en la búsqueda de financiamiento para poder escalar. 

Si bien desde la universidad no trabajamos con líneas para financiar, sí lo hacemos con todo lo que hace a la supervivencia del negocio, brindando a la persona una asistencia respecto a qué sería lo más conveniente.

La tendencia de los negocios de los nuevos emprendedores se estaría dando hoy más por oportunidad, que por necesidad, ya que en realidad se desea generar nuevos proyectos, vinculados a las ganas y la pasión para hacerlos reales.

Si bien hay una inclinación hacia los emprendimientos tecnológicos, también hay un nuevo paradigma creciente vinculado a aquellos de impacto social y ambiental. Se trata de una nueva mirada, es decir no sólo de tener plata sino cómo se hace.

Fijar metas, ser perseverante y planificar, son comportamientos importantes para los que quieren tener éxito en sus negocios. Emprender no es fácil y por ello se necesita de una buena red de contactos y de organizaciones que acompañen en este camino. Por el momento se está vislumbrando mayor acompañamiento, pero se necesita que los fondos que están disponibles para los emprendedores, bajen en tiempo y forma para que el dinero solicitado realmente pueda ser optimizado. También se necesita claridad en los procesos para solicitar el capital.