• Lunes, 11 de septiembre de 2017
  • Edición impresa

Chicas destacadas del Tenis

Redacción LA

Carina López

Fue la más destacada jugadora de nuestra provincia. Número 1 del país en 18 años y representante de la Argentina en el Orange Bowl, el certamen de tenis para menores más importante del mundo. Auspiciada por Diario Los Andes hizo la gira satélite de profesionales en 1994 con puntaje para el ranking de la WTA, que consistió en jugar 9 torneos por países sudamericanos y que le permitió ascender al puesto 808 del mundo.

En Mendoza ganó todos los torneos en cruces inolvidables con Laura Bertolo con quien solía cruzarse en las finales. En 1995 fue la ganadora del premio Huarpe. Trabajó con David Pía y Santiago Elst como profesores. Fue campeona del Interclubes de Buenos Aires jugando para Ciudad de Buenos Aires bajo la dirección de Alejandro Gattiker. La falta de apoyo económico y la maternidad la alejaron de la competencia. 

 

Laura Bertolo

María Laura Bertolo fue múltiple campeona de los torneos de Primera categoría de nuestra provincia, donde comenzó a jugar con 14 años. Intentó en algún momento insertarse en el circuito y en 1996 cuando hizo algunas experiencias en Chile y Brasil. “Antes jugaba para divertirme, pero esta gira me llevó a darme cuenta que con un entrenamiento más serio, estaba en condiciones de poder jugar de igual a igual con cualquiera”.

Priorizó siempre su vida profesional y sus estudios. Una década después, cuando los torneos de damas se hicieron más asiduos y con apenas 30 años, Laura volvió a demostrar su gran capacidad para jugar y se cansó de ganar todos los certámenes llegando a tener un larguísimo invicto tanto a nivel local como Nacional. Se inició en el Maipú Tenis Club. Estuvo también entrenada por Santiago Elst en el Club Cano y luego por David Pía. 

 

Mónica Killian

Se destacó como tenista en Argentina desde temprana edad; así, a los 8 años fue campeona argentina pre infantiles (ex microbios) en Salta y más adelante combinó su carrera como jugadora con la enseñanza del deporte. Como profesora de Educación Física se dedicó especialmente a la enseñanza del tenis a niños pequeños durante 30 años de actividad profesional.

Tuvo también una relación muy especial, de dedicación y cariño con el Andino Tenis Club donde fue directora de la Escuela de Verano, dio clases de tenis y se destacó como capitana de los equipos de los torneos interclubes de damas. Trabajadora incansable se desempeñó además como docente de Educación Física en inglés en la primaria del colegio Rainbow; desarrolló un proyecto para enseñar tenis adaptado en el área de Discapacidad de la Secretaría de Deportes y en la Muni de Mendoza y en la UNCuyo.