Jueves, 30 de marzo de 2017
  • Martes, 20 de diciembre de 2016
  • Edición impresa

Hockey patín: campeones con lazos de familia

Integrantes del plantel de Andes Talleres hablaron con Más Deportes sobre la Copa, el paso, el presente y el futuro.

Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

“La idea, de vestirme como si fuera el Capitán América, surgió a principios de la temporada porque a mi hijo le gustan los personajes de historieta, los superhéroes”, cuenta con un tono de voz, que se balancea entre la distinción y la timidez, Rodrigo Fernández. Visto en perspectiva, a la luz de los hechos recientes, la decisión del arquero guardaba también, como un secreto, la expresión de un deseo. 

Así se presenta la charla con Más Deportes. Andes Talleres el sábado conquistó por primera vez, y por partida doble, la Copa Sudamericana de clubes; un trofeo que se les había negado a los calle Minuzzi durante décadas. Ayer, luego de un festejo íntimo, en familia, parte del plantel masculino y femenino compartió algunos detalles de su logro. 

“Pensábamos jugar con el corazón, jugar en equipo, es lo que se vio en el campeonato; así los goles iban a llegar solos”, señaló la delantera Nicole Fontán. Y de esa forma se plantea la charla, un tanto desordenada, aleatoria, como un coro de voces, escudriñando sobre el pasado, presente y futuro de esta “gran familia” de estirpe ganadora. 

“Para mí lo que más caracteriza a Andes Talleres es que no juega sólo para ganar, sino para defender nuestros colores; eso hace al club más grande. Desde siempre he sentido un amor incondicional por estos colores. Es un sentimiento que no se puede explicar”, destacó Julieta Fernández. 

“La meta era ser campeonas. Detrás del equipo un grupo de padres hizo todo lo posible para que no nos faltara nada. Ese apoyo nos dio confianza. Así, ganar un título como éste, el primero para el club, y de local no tiene precio para nosotras. Antes habíamos jugado al hockey sobre césped, y a los siete años empezamos con el hockey sobre patines. Hoy somos un equipo que se formó en el club, que ama al club”, señala la goleadora.

 

 

“La gira de este año por Europa fue muy importante para el equipo, porque cambió nuestro esquema de juego, nos hizo más fuertes en otros aspectos: como la marca y la concentración. Cuando volvimos jugábamos muy diferente. En Europa fue lindo enfrentar a equipos poderosos como el Bassano (Italia) o el Barcelona (España). Eso nos abrió la cabeza para hacer las cosas bien”, señaló Enrique Muzzio, el medio que hace una década debutó en primera.

“Hasta ahora, todo lo que nos hemos propuesto lo hemos conseguido. Este Campeonato es algo único para todas nosotras. Pocas personas pueden llegar a decir que son las mejores de Sudamérica. El año pasado, nos quedamos en semifinales, este año enfrentamos al mismo rival (Maipú/Giol) y pudimos revertir la situación. Como equipo hemos crecido”, detalla Florencia Kemnitz,

Las voces se repiten: “Ganar esta Copa es una alegría enorme, porque cuando fuimos descubriendo de chicos los campeonatos importantes, como la Liga, el Argentino y el Sudamericano, aspiramos a ganarlos, soñamos con eso. Ahora, tenerla en la mano y poder levantarla, es un momento inexplicable”, resume Juan Cruz Fontán .  

“Sobre el futuro, pienso que seguiremos con la misma mentalidad como equipo. Este título que tanto habíamos deseado es una puerta que nos muestra un futuro mejor. Creo que vendrán muchos logros más”, puntualiza el delantero.  

“Creo que cuando te empezás a preparar para un torneo así, uno no lo vive como: si ganás vas a hacer historia; uno sólo se prepara para jugar”, finalizó Juan Cerezo. 

 

 

El próximo objetivo: el Benfica

“Lo primero que teníamos en la cabeza era poder ganar la Copa. Ya en frío -después del partido- durante la premiación un dirigente de la Confederación Sudamericana de Patín me dijo: ‘Prepárense, posiblemente la final de la Intercontinental sea en marzo’”, señaló Matías Fernández sobre la chance de enfrentar al Benfica (Portugal) para determinar cuál es el mejor equipo del planeta. 

“Les conté a los chicos, les dije que teníamos que empezar la pretemporada, porque la vitrina no está completa, porque nos falta una Copa más. Que no nos conformemos, que vayamos por más. Lo peor que le puede pasar a un deportista es quedarse con lo que tiene. Hay que ser ambicioso, soñar con nuevos desafíos. Ahora pienso en el futuro, en la Intercontinental”, finalizó. 

 

Un video, una motivación especial

“Al principio no lo podía creer, me costó; pero ayer (por el domingo) cuando nos juntamos a comer nos pusimos a pensar en lo que habíamos logrado como equipo. Andes Talleres es una gran familia, y así lo vivimos; estamos agradecidos a toda las gente que nos acompañó y que también formó parte de este proceso.

Entre ellas Daiana Gordillo, que nos envió un video en el que decía palabras muy lindas. Eso nos motivó como grupo, nos acompañó como equipo”, contó Valentina Fernández.  

“Este año ganamos el Vendimia, el Argentino y el Sudamericano, pero ya dimos vuelta la página como equipo. Mañana (por hoy) jugaremos la revancha de la final del Regional. Estamos concentradas en una nueva final, en seguir adelante”, finalizó Valentina.