• Lunes, 19 de junio de 2017
  • Edición impresa

Bill Cosby: un ídolo caído

El juicio por abuso sexual a más de 60 mujeres fue declarado nulo y el actor de 79 años quedó en libertad hasta que se abra un segundo juicio. Su esposa aún lo defiende y dice que se trata de una cuestión de racismo y de querer sacarle dinero.

Redacción LA

Pionero de los afroamericanos en la televisión, humorista aclamado, encarnación del padre ideal, filántropo... Bill Cosby fue todo eso antes de transformarse en un paria acusado de agresiones sexuales por decenas de mujeres. Aunque su juicio fue anulado este sábado, eso no mejora mucho su imagen.

Desde que fue acusado el 30 de diciembre de 2015, quien era una leyenda para millones de telespectadores y de aspirantes a comediantes, y una de las grandes figuras de la cultura popular estadounidense de la segunda mitad del siglo XX, ha hablado poco y se negó a testificar durante su juicio.

El proceso contra Cosby fue anulado debido a que el jurado no pudo acordar un veredicto por unanimidad, pero la fiscalía anunció la realización de un segundo juicio, tal como autoriza la ley.

De 79 años de edad, y ahora casi ciego, ha dado una sola entrevista, a la radio Sirius XM a mediados de mayo, adelantando que no testificaría por temor “a abrir una caja de algo que pondría en dificultades a mis abogados”. Además, dejó planear la posibilidad de que el racismo haya contribuido a las acusaciones contra él.

Pionero

Hasta su abrupta caída a fines de 2015, Cosby se había ganado un lugar en el panteón de la televisión estadounidense especialmente por haber hecho caer las barreras raciales. Él fue el primer actor negro en tener un papel protagónico en una serie de éxito, “Yo soy espía” (1965, junto a Robert Culp), y en ganar un premio Emmy al mejor actor en una serie dramática.

Lo ganó durante tres años sucesivos, entre 1966 y 1968, en momentos en que causaba furor el movimiento por los derechos civiles de los negros en los Estados Unidos.

Luego su carrera osciló entre el cine (“Uptown Saturday Night” con Sidney Poitier en 1974 y “Bob y Carole y Ted y Alice”, entre otras) y la televisión con “El show de Bill Cosby”, que él creó y que se difundió entre 1984 y 1992.

Esta serie sobre una familia burguesa acomodada y unida en torno a la figura patriarcal de Cliff Huxtable, un respetado ginecólogo poseedor de un gran humor, le significó al comediante dos Golden Globe, entre otros galardones, transformándose en uno de los más grandes sucesos de la historia de la televisión.

Padre ideal

“Antes de ‘El show de Bill Cosby’ jamás habíamos visto (en la televisión) a familias negras de clase acomodada”, señalaba a fines de 2015 Shanice Joseph, una joven periodista que escribía crónicas sobre la vida en Watts, su barrio de Los Ángeles. “Cuando crecí, mis amigos y yo teníamos alrededor nuestro a familias destrozadas, por eso era importante ver que había excepciones a esa norma”, precisó.

Con su imagen de padre ideal que fuera de la pantalla hacía la apología de los valores familiares e instaba a los jóvenes negros a escolarizarse, Cosby había alcanzado un estatus de modelo dentro de la comunidad afroamericana.

Su caída en desgracia no pudo ser más traumática y muchos de sus admiradores se sintieron traicionados al saber que era acusado por decenas de mujeres de agresiones sexuales y a veces de violación bajo la influencia de drogas que les fueron suministradas a las víctimas sin su conocimiento.

Fue llevado ante la justicia acusado de agredir sexualmente a una exdirectora de operaciones de un equipo femenino de basquetbol de la Universidad Temple, la canadiense Andrea Constand, hace 13 años en su mansión de las afueras de Filadelfia.

Cosby -que corría el riesgo de ser condenado a 30 años de cárcel- admitió los hechos ocurridos en 2004, pero aseguró que la relación fue consensuada. La anulación del juicio implica que Constand (de 44 años) y la fiscalía no lograron convencer a la totalidad del jurado.

Sin embargo, la anulación del juicio es también un desaire terrible para el actor, pues los argumentos de sus abogados tampoco convencieron a la totalidad del jurado. De haberlo logrado, Cosby habría sido absuelto, pero ahora deberá enfrentar otro juicio, en que los acusadores podrían desempeñarse mejor.

El trayecto

Nacido el 12 de julio de 1937 en Filadelfia, el actor creció con una madre que se ocupaba de tareas de limpieza, un padre que era cocinero en la Marina y tres hermanos, mientras se ganaba rápidamente una reputación de payaso en su clase.

Tras tener un paso por la Marina a fines de la década de 1950, obtuvo gracias a sus habilidades atléticas una beca para la Universidad Temple en Filadelfia en 1961, antes de debutar como comediante en escenarios de teatros de improvisación.

Durante largo tiempo fue administrador honorario de Temple y fue despedido del consejo de administración en 2014, cuando comenzaban a conocerse las denuncias de agresión sexual contra su persona.

Su esposa Camille, con quien tuvo cinco hijos, aún continúa defendiéndolo de esas acusaciones.