Vecinos Domingo, 9 de julio de 2017 | Edición impresa

Apoyo internacional a un proyecto para mejorar hitos sanmartinianos

El municipio lasherino recibirá asistencia técnica y un aval muy alto a la hora de buscar financiamiento para las obras de recuperación. Vecinos conformes.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

La ruta y los hitos sanmartinianos son de vital trascendencia en el suelo mendocino, y constituyen un atractivo cultural y turístico único en lo que a identidad regional se refiere. Y ahora, además, contarán con aval y acompañamiento técnico en el proceso de recuperación de ellos. Es que un proyecto de la Municipalidad de Las Heras orientado a la puesta en valor de estos hitos patrimoniales fue seleccionado por el programa mundial ONU-Hábitat (es el único del país y uno de los dos que se eligieron del continente).

“Fue parte de la convocatoria ‘Ciudad +’ y el beneficio consiste en que se va a dar asistencia técnica  y un aval muy fuerte (algo que logra el sello de ONU-Hábitat) a la hora de buscar financiamiento”, resaltó el intendente de Las Heras, Daniel Orozco, quien dijo que en ese departamento están “muy felices”.

Si bien no hay plazos y el listado de proyectos no está cerrado definitivamente, hay varios puntos que ya están en carpeta y en los que comenzarán a trabajar “cuanto antes” (según palabras de Orozco). Estos son la Capilla Histórica -ubicada en calle Pedro Pascual Segura-, el acueducto del Challao, el monumento de Canota -camino a Villavicencio-, el Campo Histórico El Plumerillo -e inmediaciones-, los terrenos donde estuvo el Batán de Tejeda y las zonas de Picheuta y Uspallata en alta montaña; solo por mencionar algunos.

En todos los sitios los trabajos apuntarán a instalar centros de interpretación turística, mejorar los accesos y la señalética, así como también los sanitarios y estacionamientos (donde sea posible). También la comuna buscará generar focos productivos y el desarrollo local en el contexto, como pueden ser puestos de artesanos o emprendimientos gastronómicos que fomenten la reactivación   de cada zona.

“Aún no nos hemos enterado de nada, pero una noticia así siempre es bien recibida. Desde hace varios meses se han empezado a preocupar más por la limpieza del lugar y eso es bueno, porque vienen muchos turistas y chicos de escuelas todos los días al lugar”, resumió Eduardo Barreto, quien trabaja en una verdulería ubicada en calle Lisandro Moyano, frente al ingreso principal al Campo Histórico El Plumerillo.

 

En la Capilla Histórica instalarán señalética, mejorarán las vías de acceso, instalarán un informador turístico y otra iniciativa es la de sistematizar actividades para el público.

 

En acción

“Junto a un municipio de Colombia, somos los únicos dos que eligieron en la región y eso nos llena de orgullo”, resumió Orozco, rememorando lo ocurrido hace dos semanas en el Foro Urbano Nacional (FUN) organizado por el Ministerio del Interior, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza y ONU - Hábitat.

Siempre apuntando a los sitios lasherinos vinculados con la gesta libertadora, Orozco resaltó que entre los proyectos que se están evaluando sobresalen la posibilidad de emprendimientos locales y sustentables gastronómicos en El Challao (en la zona del Acueducto colonial), artesanos en calle Independencia (El Plumerillo), mejorar las vías de acceso, instalar baños y cartelería en Canota así como también puestos sanitarios y oficinas de interpretación en El Challao, en Canota y en el Campo El Plumerillo. 

 

 

“Estamos averiguando, e instalar un centro de interpretación turística en el Campo Histórico tiene un costo de entre 4 y 7 millones de pesos. Tenemos la opción de solicitar financiamiento al Ministerio de Defensa de la Nación, o a Turismo, por ejemplo”, siguió el intendente.

Poniendo la lupa sobre cada uno de estos puntos, en la Capilla Histórica instalarán señalética, mejorarán las vías de acceso, instalarán un informador turístico y otra iniciativa es la de sistematizar actividades para el público. Algo similar está proyectado en Canota, y Orozco destacó que están en conversaciones avanzadas con los responsables de la reserva Villavicencio para sumar una parcela más en el lugar donde instalarán un estacionamiento.

En el Campo Histórico El Plumerillo, en tanto, también el espíritu es darle impulso a las actividades culturales in situ. Y también desarrollar las inmediaciones en calle Independencia y Lisandro Moyano. “Hoy un turista quiere tomar un café o comer algo y no hay un comercio específico cerca”, sintetizó Orozco.

“Sumaría un montón que haya bares y restaurantes, es algo que la gente pide mucho. Por acá hay una estación de servicio y muchos aserraderos y talleres. Pero faltan más puntos gastronómicos”, agregó Hilda, quien vive en calle Independencia.

Susana es otra de las vecinas que vive justo frente al acceso principal del Campo Histórico. Y también cree que es positivo el proyecto, aunque espera que no quede sólo en una promesa “como tantas otras cosas”. 

 

El Acueducto de El Challao es otro de los puntos en mente.

 

“Esta plaza es una de las mejores que hay en la zona, y yo la limpio todos los días y hasta había puesto unos bancos que construí. Lo hice porque vivo al lado y quiero verla linda y limpia. Pero hace unos meses la Municipalidad vino, sacó los bancos y no volvió a hacer nada acá. Todos los días hay entre 10 y 15 micros con chicos y turistas que se sacan fotos, y no la tienen como hay que tenerla”, indicó la mujer, quien vive sobre Moyano y se refiere a la plazoleta Jorge Newbery -sita frente al Campo Histórico-.

En los terrenos del Batán de Tejeda -lugar en el que se abatanó parte de los uniformes del Ejército de los Andes- también la idea es recuperarlo y llevar adelante trabajos arqueológicos. En este predio (en calle Almirante Brown, casi Boulogne Sur Mer) estaba proyectada la construcción de un barrio -pese a encontrarse declarado como “sitio histórico nacional” desde 1951- y la intervención de vecinos motivó a la dueña del loteo a donar un sector a la comuna.

El Acueducto de El Challao es otro de los puntos en mente. Aquí -según el intendente- el objetivo es construir sanitarios, mejorar los accesos e instalar otro centro de información. 

“Me parece bien que se tenga en consideración el acueducto y se busque revalorizarlo. Nosotros habíamos presentado un proyecto integral que contemplaba 5 hectáreas e incluía el resguardo de la flora y la fauna, así como el funcionamiento de un museo del agua. Pero están construyendo una rotonda en el lugar -como parte de un emprendimiento inmobiliario privado-, por lo que vemos que no se avanzará en el primer proyecto. De igual manera, es muy positivo que se trabaje en la construcción de este monumento y no lo destruyan”, se explayó por su parte la presidenta de la Fundación Pedemonte, Brenda Junín.