Estilo Sábado, 15 de julio de 2017 | Edición impresa

Anteojos... ¡De madera!

La marca de Rodrigo Vega y Danilo Accossatto avanza a paso firme en el mercado local. Madera y personalidad, un combo imposible de resistir en estos lentes que están marcando tendencia.

Por Paula Castro Tramontina - pcastro@losandes.com.ar

“Los accesorios son el alma de la moda”, supo decir Massimiliano Giornetti, director creativo -hasta el 2016- de una de las marcas de zapatos con más historia en Italia, Salvatore Ferragamo. Un concepto que a pesar del paso del tiempo sigue vigente y promete reinar por muchos años. Hoy, los reflectores se posan sobre una marca de anteojos que surgió en el 2016: Simpático.

Si sos amante de los complementos, y más de los anteojos, en la nota vas a encontrar todo sobre este emprendimiento mendocino que une madera y personalidad.

 

Cuatro opciones:

Actualmente la marca cuenta con cuatro modelos unisex. Cada uno apunta a una determinada identidad, que depende del material con el que fue fabricado: roble, lapacho, maple o nogal. Todas maderas seleccionadas y reutilizadas. 

 

Cristales: 

No debemos olvidar que las gafas son más que un simple adorno en nuestra cara. No importa si es invierno o verano, la exposición prolongada al sol no perdona a nadie y la marca mendocina lo sabe. Utilizan cristales polarizados 400uv, ideales para todo tipo de actividades. Se puede optar por un filtro gris o sepia. 

 

Originales, cancheras y ‘simpáticas’: un producto único y… ¡de Mendoza! Encontralos en las redes sociales Facebook e Instagram como simpaticocuyo

 

“En las manos del hombre están los detalles”: en todos los casos se resaltan las propiedades de cada madera y se evita el teñido o pintado de las mismas. Así, la personalidad se ve reflejada en las vetas, colores, texturas y detalles que cada pedacito de madera posee y hace única a esa pieza. “Simpático” busca transmitir la historia de cada árbol que forma parte del proyecto: “de dónde vino, para qué se utilizó con anterioridad y qué busca ser en el presente”. 

 

Línea oftalmológica: además de la línea de sol, cada una de estas opciones son aptas para la colocación de vidrios recetados. El resultado es un producto muy versátil y cómodo para el uso diario y continuo, de calce confortable y peso nulo.

 

Un proceso complejo: el trabajo no es cien por ciento manual, por eso los creadores se consideran un dúo de “artesanos industriales”. El diseño de computadora y maquinaria, junto con la terminación realizada a mano, forman parte de este complejo proceso de producción. Para lograr un producto más auténtico, juegan con la expresión de las maderas y las combinan. De esta manera se logra un producto que juega con los contrastes y los matices que producen esas uniones y que generan saltos entre los claros y oscuros, suaves y rugosos.