• Miércoles, 13 de septiembre de 2017

Altos precios y menos público en el segundo día de la Megasubasta

Hoy se ofrecieron lotes de Mendoza pero bajó la expectativa. Muchos cuestionaron la poca claridad sobre los impuestos que hay que pagar.

Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

La segunda jornada del mega-remate de la Aduana en Mendoza se presenta más tranquila que ayer, cuando la gente se agolpó y varios debieron esperar para ingresar. Hoy esto no ocurrió, sino que quienes se acercaron a la bodega Centenario en Guaymallén pudieron entrar, el clima era de mucha tranquilidad adentro aunque en la práctica surgieran miradas críticas. El comentario común entre los participantes es que muchos productos terminan pagándose más caros que en el mercado.

De hecho, ayer en promedio se superó el precio de la base en un 123%. 

Mauricio destacó que no se estaba teniendo en cuenta que al precio de venta hay que sumar impuestos. Se había tomado el trabajo de hacer una lista con valor de productos en plaza y contemplar así cuanto se podía ofertar como máximo si se consideraban los impuestos. Por eso estaba realmente alarmado porque allí los precios de venta superaban a los del mercado ampliamente.

Ni hablar si además había que sumar el traslado a otra provincia para retirarlo, ya que algunos lotes hay que buscarlos en san Juan, San Luis, Córdoba o San Rafael. De todas formas, ayer se concentraron lotes que se encuentran en Mendoza.

 

 

“Pese a que se estuvo publicando información durante tres meses, estuvo mal publicado y la gente vino con bastante desinformación. Creen que están comprando al golpe de martillo pero no es así, hay que sumar 21 % de IVA , 10% de comisión al martillero más el IVA del martillero; eso suma 34%”, detalló Tomás Mujica, quien llegó desde Buenos Aires donde hace 30 años participa de este tipo de subastas de Aduana. “Recién un iphone 7 se acaba de pagar 30 mil pesos y se va a 36 mil con los impuestos; el iphone 8 que llegara en un mes a Buenos Aires salió ayer en EEUU, acá va a acostar unos 35 mil pero ¡es un iphone 8!”, dio como ejemplo. Y agregó que “hay más sorpresas todavía, hay gente que ha comprado lotes grandes y después la Afip le va a decir que es monotributista y tiene todo el año para comprar eso y que cómo hizo”.

Desinformación

Los conjeturas de los presentes sobre las razones por las cuales esto sucede son varias. Por un lado se atribuye a la falta de práctica en estas lides, ya que esta es la primer subasta de esta índole que se realiza en la provincia. Si bien hay quienes hicieron previamente un trabajo de investigación en las redes para saber el valor de mercado del producto en el que están interesados, otros han ido quizás confiados en que lo que se oferta está a buen precio.

Pero lo que expresa la mayoría es la información poco clara sobre los impuestos que recaerán sobre el precio de compra, algo que según señalan parecen desconocer varios.

“La información está disponible pero hay que tener cierto nivel educativo para comprender todo y no sé si está al alcance de todos los que están participando, quizás no lo miran, no tienen internet o quizás no saben leer y escribir, no entienden los porcentajes o no conocen el precio de mercado; por eso se está comprando muy caro”, analizó Marcio.

Este detalle se informa al comienzo de la subasta, sin embargo esto se hace en términos generales aunque en realidad cada lote tiene sus propios impuestos.

 

 

Para empezar toda compra tiene IVA lo cual implica un 21% más a eso hay que sumar impuestos internos que tenga cada caso particular, será como máximo alrededor de 47%.  

Un ejemplo relevante es el de las joyas, que ayer se vendieron mucho, las cuales tienen además un impuesto a los bienes suntuarios. Carlos Leiza es gerente de Ventas y Subastas de banco Ciudad, entidad que tiene a cargo la subasta. Explicó que técnicamente la gente debería haber consultado el catálogo, disponible en la página de la entidad, en el cual están detallados los impuestos que corresponden a cada lote, pero claro, la falta de práctica puede atentar contra esto.

Es que la gente que participa es en general un comprador ocasional y en general consumidores finales que se acercan con la intención de acceder a algo que de otra manera les resulta difícil.

Por el contrario, Tomás comentó que en Buenos Aires la mayoría son profesionales de los remates, un gestor de comercio que trabaja a comisión para compradores. Remarcó además una diferencia que le llamó la atención y se trata del uso del celular, que allá no está permitido y aquí sí. Con esta herramienta puede mantenerse contacto con gente que no se encuentra allí o consultar precios on line.

Venta exitosa

Varios destacaron que hoy estuvo mejor organizado por la menos afluencia de gente, pese a que se había supuesto que hoy habría mucha gente por tratarse de lotes de Mendoza.

La postal típica de ayer fue que muchos se acercaron con la familia completa incluso niños, por curiosidad y pensando que iban a poder comprar cosas a precios de ganga, por la información que había sobre la base, pero en la práctica esto no sucedió. Pese a esto ayer se vendió 90% de los lotes ofertados y el resto se ofreció hoy en la apertura.

“Mañana tenemos pensado que vendrán muchos comerciantes porque así se pensaron los lotes. Además hay autos: una camioneta Nissan, un Citroën C3 línea antigua y la posible estrella que es un VW Fox modelo 2014 con 33 mil km que sale con una base de 50 mil pesos”, detalló Leiza.