Política Domingo, 18 de junio de 2017 | Edición impresa

Acusan al kirchnerismo por los escraches

Rodríguez Larreta repudió las agresiones que sufrieron Macri, Vidal y Garavano.

Por Redacción LA

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, rechazó los escraches de “grupos claramente identificados con el kirchnerismo” que sufrieron el presidente Mauricio Macri; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, y sostuvo que este tipo de episodios “muestran por qué la gente nos los votó más y quiere que se vayan”.

En la misma línea, Garavano sostuvo que el grupo de trabajadores que lo increpó durante una charla en un edificio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) “trabaja con La Cámpora”, por lo que enfatizó que “fue algo muy político”.

Frente a estas afirmaciones del Gobierno, docentes agremiados en Suteba y la UDET de Tigre, que protestaron contra Macri y Vidal, aseguraron que fue un “escrache espontáneo” generado por una situación “desesperante” del sector y aclararon ser “independientes” de los gobiernos.

Quienes también se expresaron contra esta metodología de protesta fueron los diputados nacionales que integran el Interbloque de Cambiemos, al manifestar que “erradicar la violencia de la práctica política tiene que ser un compromiso de todos los argentinos, fundamentalmente de los dirigentes políticos y sindicales”.

También los rechazó el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, quien advirtió que “el escrache es un reflejo de la violencia” diaria “de los grupos kirchneristas”.