Sup. Economía Domingo, 19 de marzo de 2017 | Edición impresa

Actividad económica: sector privado cayó 2,5% en Mendoza en 2016

Es el cálculo que arroja el Indice Sintético de Producción. Los que más bajaron: construcción y sector financiero.

Por Laura Saieg - lsaieg@losandes.com.ar

La actividad económica privada de Mendoza cayó 2,5% en el 2016 en comparación al 2015. El dato se desprende de una medición del Índice Sintético de Producción (ISP) realizada por la Fundación Ideal. 

Un punto en el que quiso hacer hincapié Pablo Salvador, economista de la institución, es que la medición sólo analiza cómo le fue al sector privado, aunque dentro de él no toman en cuenta ni al transporte, ni al agro "por una cuestión de estacionalidad de cada actividad".

Además, en la medición no considera al sector público. Por lo tanto, aclaró que Ideal no mide todo el PBG, sino sólo una parte. Así las cosas, es que "si tomamos en consideración los puntos que no estudiamos, tendremos que la economía de Mendoza cayó entre un 3,5% y 4%". 

 

Análisis de Mendoza 

El estudio demuestra que en el cuarto trimestre del año pasado la actividad económica privada cayó 3% con respecto a igual período 2015, mientras que la variación con respecto al tercer trimestre de 2016 resultó nula. En este sentido, la producción de la provincia siguió en los mismos niveles que en el trimestre anterior, aunque las caídas acumuladas durante el año implicaron un menor dinamismo que en 2015. 

Así las cosas, es que la medición del ISP revela que el nivel de producción del sector empresario ha ido empeorando con el correr de los meses. En el primer trimestre de 2016 el índice reflejó una caída del 1,2% en la actividad privada y en el segundo trimestre se registró una baja del 2,8%, siempre en comparación con iguales períodos de 2015. Luego, la actividad económica privada de Mendoza cayó 3,9% en el tercer trimestre del 2016, y finalmente el cuarto trimestre registró una caída de la actividad del 3%. 

Frente a estos datos, y por el comportamiento que tuvo el sector privado, es que Salvador detalló que el empleo formal privado cayó durante el 2016 aproximadamente 2,5% en Mendoza. 

 

Mendoza y la Nación

Históricamente, la evolución de la actividad de Mendoza ha estado muy ligada a lo que ocurre a nivel nacional y el año 2016 no fue la excepción. En Argentina, la caída del PIB en 2016 rondó el 2,3%, mientras que a nivel provincial, la caída llegó a 2,5%. Además, en ambos casos resultó ser el tercer trimestre del año aquel en el cual ocurrió la variación interanual más negativa. Se destaca, sin embargo, que a nivel nacional la actividad mostró una caída interanual recién en el segundo trimestre de 2016, mientras que en Mendoza este comportamiento arrancó ya en el trimestre inicial del año. 

Según Pablo Salvador, en los últimos 4 años hubo dos años de crecimiento y dos de caída. Y justamente, cuando la actividad económica de Argentina estuvo bien (2013 y 2015), Mendoza creció más. Mientras que cuando al país le fue mal (2014 y 2016), la actividad económica privada de la provincia le fue peor. Esto se debe, según explicó el economista, a que Mendoza al ser una economía abierta tiene una dependencia grande con las políticas del país. 

Así es, que por ejemplo la inflación durante el año pasado, la cual superó el 40%, así como el tipo de cambio, los aforos comerciales, entre otras medidas, son las que están supeditadas a las decisiones nacionales y los Gobiernos provinciales no tienen injerencia allí. 

En Mendoza, de los últimos cuatro años, en tres se observó una contracción de la producción con respecto al 2016, según el ISP de Fundación IDEAL. En promedio, la economía mendocina cayó 1,1% por año en el período 2013-2016. Esto implica una reducción del producto per cápita aún más elevada si se tiene en cuenta un crecimiento poblacional promedio de 1,2% anual. 

La contracción del año está mayormente explicada por la disminución experimentada en la producción de servicios, que se redujo 3,9% y acumula 15 trimestres consecutivos de caída. Por su parte, la producción de bienes también se contrajo, aunque en un porcentaje menor que la de servicios (-0,9% con respecto a 2015). La producción de bienes acumula tres trimestres consecutivos de caídas, siendo la más elevada la del cuarto trimestre de 2016.

 

 

Comportamiento sectorial

En el acumulado anual, todos los sectores mostraron una contracción en su producción en relación a 2015, con excepción del sector de Electricidad y Gas que en el acumulado anual 2016 respecto a 2016 tuvo un crecimiento del 3,9%, a pesar que en el cuarto trimestre el índice sintético de la producción de ese sector había caído 14,8%. 

El peor balance lo tuvo el sector financiero, que sufrió una contracción del 12,2% en su nivel de actividad en ese período. En base a ello, el economista de Fundación Ideal contó que durante el 2016 las tasas estaban muy altas. "La gente no pidió créditos por miedo a endeudarse más, y por la inflación. Productores y empresarios tampoco tomaron líneas", remarcó. 

También fue un mal año para la construcción, que tuvo una retracción del 11,5% en su nivel de producción en relación al período enero-diciembre de 2016 versus iguales meses 2015. Con respecto a este sector, Salvador indicó que este es un sector clave para la economía, y su mal desempeño responde luego al número final de Mendoza. "Lo que sucedió aquí es que durante el 2016 la obra pública estuvo parada, y por lo tanto, la privada también", sentenció. 

Otro rubro que tuvo una contracción significativa fue el comercio que cerró el año con una baja del 7% que, pese a sus esfuerzos, no logra revertir la tendencia negativa. "Lo que pasó fue que los salarios quedaron sumamente relegados a los incrementos de los precios. El poder adquisitivo del mendocino cayó y sus consumos también, priorizando gastos de primera necesidad", explicó Salvador. 

La industria, por su parte, siguió la tendencia general, aunque con niveles de caída menores. Así fue que en los doce meses del año pasado la actividad de este sector cayó 3,4%, con respecto al acumulado 2015.

Por su parte, la minería tuvo un cuarto trimestre de 2016 muy malo (-4,2%), sin embargo su nivel de actividad en el acumulado marcó una baja del 0,1%, casi mostrando un año positivo. Similares datos fue lo que reportó el ISP para las actividades concentradas en la categoría "servicios personales". Su nivel de productividad se contrajo un 0,8%. 

 

Perspectivas

"Este año va a ser mejor, pero no va a ser brillante", mencionó Pablo Salvador. Es que según indicó esto se debe a que el 2016 fue bastante malo. 

En base a ello, el economista explicó que los sectores que impulsarán este crecimiento será el comercio y el consumo. "Luego de que terminen las paritarias, los mendocinos tendrán un mejoramiento de su salario real. Al tener más plata en su bolsillo, comenzarán a aumentar sus consumos". 

Pero además, "sin dudas el gran motor de que la actividad privada crezca será la construcción. El gobierno provincial apuntará todos los cañones a la obra pública, sector que impulsa la economía cuando está parada". 

El Ejecutivo hará nuevas viviendas del IPV, "pavimentará calles, refaccionará escuelas, y todo ello traccionará luego sobre la obra privada, y el empleo. Así, sucesivamente, es que se hará un círculo virtuoso que hará que otros sectores se reactiven", puntualizó Salvador.