Escribe el Lector Viernes, 21 de abril de 2017 | Edición impresa

Accidentes de tránsito o errores evitables

¿Existen los accidentes de tránsito? 

¿O lo que llamamos accidentes, son en realidad errores que cometemos quienes estamos al mando de un vehículo?

En mi larga carrera de abogado, creo que muy pocos son los accidentes de tránsito que corresponde llamarlos así, porque la mayoría - por no decir casi todos - no son accidentes sino hechos previsibles por culpa de quienes no cumplen con las leyes de tránsito.

Si se cumplieran casi no existirían. 

Hoy mueren muchas personas por día, víctimas de accidentes de tránsito. 

Porque el peatón no cruza por la senda peatonal y lo hace por cualquier parte, o porque el conductor no cumple con la prioridad del peatón en dicha senda, o por no cumplir con el cartel de "PARE", o pasar un semáforo en rojo, o conducir alcoholizado, o por cualquier otra causa. 

Lo real es que se ha convertido en una de las causas de muerte más frecuentes. 

Salvo rarísimos casos en que por una falla mecánica se produce un accidente, casi la totalidad de los mismos son producto de errores humanos.

Para evitar eso, es necesario concientizar a los conductores mediante campañas mediáticas en las que se les enseñe cuáles son las normas a cumplir, cómo se debe conducir y, sobre todo, cómo evitar cualquier hecho que pueda producir un accidente.

Son preocupantes las muertes que ocurren diariamente en Mendoza y en el país, fruto, casi todas ellas, de errores humanos, por no cumplir sus conductores, con las leyes de tránsito y el cuidado y la atención que se debe poner al conducir un vehículo.

Pero no sólo son los conductores los que tienen culpa en esos hechos. 

También lo son los peatones.

Mucha gente cruza los accesos de circulación rápida sin tener en cuenta las pasarelas existentes para ese fin. 

Y entonces se producen los accidentes. 

Otros cruzan a mitad de cuadra y no por la esquina y la senda peatonal, como indica la ley. 

Otros cruzan una calle mirando su celular y abstraídos totalmente del peligro que significa caminar distraídos chateando o mirando su teléfono, en vez de cuidar y mirar el lugar por donde caminan.

Cuando todos cumplamos con la ley, desaparecerán en gran medida, los mal llamados accidentes de tránsito.

Osvaldo Enrique Arriaga
DNI 6.800.735