Sociedad Sábado, 12 de agosto de 2017 | Edición impresa

Abuso en Tupungato: sospechan del padrastro por el caso de la niña de 11 años

La pequeña tiene 6 meses de gestación y es del distrito Cordón del Plata. Ayer fue traslada al hospital Scaravelli de Tunuyán.

Por Gisela Manoni - gmanoni@losandes.com.ar

El otro caso de abuso y embarazo en una niña también golpeó con dureza a la comunidad mendocina. Ayer trascendió que una pequeña de 11 años, de Tupungato, cursa su sexto mes de embarazo. Todo indica que habría sido víctima de abuso de su padrastro y, aunque sobre el caso rige un fuerte hermetismo, trascendió que ayer mismo la Justicia ordenó su detención. 

La nena estaba internada desde el pasado martes en el hospital General Las Heras, de Tupungato. Ese día intervino el OAL (órgano encargado de proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes), cuando la madre se presentó con la nena en estas dependencias para realizar consultas y denuncias, lo que suscitó sospechas en los profesionales. Dicen que la pequeña -a su modo- confesó lo que vivía.

Enseguida decidieron derivarla al nosocomio tupungatino, donde -tras realizarle una serie de estudios- constataron que la niña se encontraba en  la semana número 25 de gestación. Desde entonces, para asegurar su protección integral y monitoreo permanente de su embarazo, decidieron dejarla internada allí. 

El caso trascendió ayer, al mediodía, cuando la pequeña fue trasladada al hospital Antonio Scaravelli de Tunuyán para realizarle controles obstétricos más específicos. 

La niña vive, junto a su familia, en el distrito de Cordón del Plata, Tupungato. Fuentes no oficiales contaron que  tiene varios hermanitos y que su padrastro -quien también residiría en el mismo hogar- es el principal sospechoso de haber sometido y abusado a la pequeña. 

Funcionarios de la Policía local y de los hospitales Scaravelli y Las Heras se mostraron reticentes a dar cualquier tipo de información, ya que la Justicia ha decretado sobre el caso un estricto secreto de sumario. El caso está siendo investigado por el Primer Juzgado de Instrucción del Valle de Uco, a cargo de Oscar Balmes. También intervienen el Juzgado de Menores, a cargo de Teresa Di Bari, la Dinaf y el Programa Provincial de Maltrato Infantil.

La terrible situación de esta niña tupungatina salió a la luz justo cuando la sociedad aún no salía de la conmoción que le provocó el caso de la pequeña de 10 años, que ingresó al Notti cursando el octavo mes de embarazo. Esta última fue abusada por su tío paterno, quien ha quedado detenido a disposición de la Justicia.

Ambas situaciones constituyen embarazos de altísimo riesgo (para las mamás y para los bebés); pero también revelan una problemática que requiere de una mayor y urgente acción del Estado: el abuso infantil. 

Apoyados en la información que circuló ayer, profesionales médicos de la región valletana se animaron a contar que en las últimas semanas hubo otros dos casos de niñas de 13 años con estados gestacionales avanzados. 

Consciente de su realidad, el municipio de Tupungato es uno de los pocos que ha hecho frente a estas tristes estadísticas. Meses atrás presentó su programa Hablemos ASI (Abuso Sexual Infantil), con el que se ha propuesto luchar contra este flagelo y romper con el silencio que, muchas veces, termina lastimando y afectando fuertemente la vida de muchos niños. 

El proyecto busca capacitar a familias, docentes y a miembros de distintos organismos (como Salud y Seguridad) en el abordaje de la temática; gracias al acompañamiento y capacitación impartida por especialistas en Derecho y Psicología infantil. El programa incluye charlas en las escuelas e intervenciones artísticas, como obras de teatro o canciones de rap del grupo Tupun Crew que aportan miradas sobre este problema social y cultural.