Economía Jueves, 10 de agosto de 2017 | Edición impresa

A pesar de los esfuerzos del Central, el dólar cotizó a $ 18,05

En la jornada de ayer la moneda norteamericana trepó ocho centavos, una cotización similar a la del 28 de julio. El volumen operado en el mercado se duplicó.

Por CC

El dólar trepó ocho centavos y cerró a $18,05. No alcanzaron los esfuerzos del Banco Central, que durante toda la jornada vendió divisas para evitar que el billete perforara la barrera de los $ 18.

Esa cotización ya se había alcanzado el viernes 28 de julio, pero no fue convalidada por funcionarios del Gabinete que pidieron a Federico Sturzenegger calmar la trepada de la divisa para evitar una corrida cambiaria antes de las elecciones.

Por eso, desde el viernes pasado la autoridad monetaria vendió millones de sus reservas para intentar contener el nerviosismo preelectoral de inversores y pequeños ahorristas.

En el BCRA sostienen aseguran que el lunes compraron U$S 500 millones de dólares al Tesoro. 

El volumen total operado en el mercado se duplicó. Se negociaron en total U$S 977 millones, monto récord en el año. En el mercado mayorista, el dólar tocó un máximo de $17,82 y sólo gracias a las agresivas ventas del BCRA (hacia la mitad de la rueda ya había liquidado más de U$S 400 millones) la cotización cerró en el mismo nivel que el lunes pasado, a $ 17,70.

"El mercado y los agentes económicos parecen estar testeando el nivel de respuesta oficial ante un cambio de expectativas que alienta el traspaso de carteras de inversión hacia un activo seguro como es el dólar", sostiene Gustavo Quintana, titular de PR Corredores de Cambios.

¿El incremento en la demanda marca la convicción del mercado de que la semana próxima el dólar estará más caro? "Como todo proceso de dolarización de portafolios se sabe cuándo comienza pero no cuándo termina. De todos modos el BCRA tiene en el corto plazo el poder de fuego suficiente como para contener los precios", respondió Quintana.

¿Seguirá el BCRA conteniendo al dólar después de las PASO? “Seguramente tolerará un deslizamiento, pero gradual, sin saltos bruscos”, afirmó Quintana.