• Sábado, 11 de marzo de 2017
  • Edición impresa

10 consejos para mejorar la amistad con el vino

Ángel Mendoza Enólogo - Bodega Domaine St. Diego

I- Saborear buenas comidas y vinos es uno de los placeres de la vida. “Una comida sin vino parece un día sin sol”, o “el buen vino es una deliciosa golosina que endulza la vida”, suelen decir sobre esta bebida.

II - Para disfrutar de la buena vida y los vinos es necesario cultivar los sentidos: vista, olfato, gusto, tacto y oído. No debe falta el sentido común y la curiosidad.

El vino es un mundo maravilloso de sensaciones que encierra misterio, sofisticación, encanto, alegría y sorpresa.

III- Para buenos vinos, buenos momentos: amigos, amores, hijos, familia, triunfos, cumpleaños, salud, reuniones sociales, negocios comidas de gala, finos restaurantes. “El asadito y las pastas del domingo”, “La sed del verano”, “la reflexión del invierno” “Nunca solo ni a solas” , “el verde esperanza de la primavera”, “La fotocromía del otoño”.

IV- Las milenarias bondades terapéuticas del buen vino son redescubiertas día a día. Una a dos copas por comida alargan la vida, o por lo menos la hacen mas sana y feliz.

La tragedia del alcoholismo no se esconde en las primeras copas de una buena alimentación.

Al momento del brindis, desear salud con el vino, muestra la ancestral costumbre del vino como bebida sana y curativa.

Mientras que recientes estudios han demostrado que el vino tinto, consumido moderada y diariamente reduce el riesgo de infartos, los vinos blancos y rosados también son saludables porque liberan el espíritu . Bueno, “el bon vivant” siempre empieza con blanco para terminar con tinto.

V- Los buenos vinos son parte inseparable de la cultura de los pueblos fuertes del Mediterráneo. Así llego a Argentina y permitió el desarrollo social y económico de esta tierra. El vino late diferente en cada región. El enoturismo permite descubrir la originalidad de esta bebida .

Debemos prepararnos cada día para emocionar mejor a cada visitante de nuestras bodegas. Así el vino será el mejor embajador de nuestras tierras.

Los agrónomos y enólogos argentinos debemos intentar poner en cada botella de vino la imagen clara de los paisajes , la cultura y la identidad de los pueblos vitivinícolas.

Jamás hemos bebido vinos tan ricos como hoy. Pero seguramente que mañana serán mejores. 

VI- Para apreciar los buenos vinos, disponga de copas adecuadas de cristal o vidrio blanco, transparentes con prolongado pie y forma ovoide o tulipán. Sus sentidos captarán mejor los seductores estímulos del vino.

Para vinos blancos, copas de menor volumen para beber el vino siempre fresco.

Para tintos nobles con crianza en madera y botella , el copón bordelés de mas de 300 ml , permite su simultánea respiración para exaltar el bouquet.

Para espumosos , la seductora copa flauta permite admirar el "perlage" , un rosario de burbujas finas que explotan en superficie y liberan los aromas naturales de esta fantástica bebida.

VII- Examine el buen gusto de los vinicultores para vestir y etiquetar sus vinos. Las etiquetas son obras de arte que deben corresponder con la calidad del vino. Usted lo debe descubrir con sus sentidos.

Junto a cada botella se compra la ilusión de un momento especial,como un atardecer al pie de los Andes o una noche romántica.Y esto se transmite por medio de la imagen, el contenido es el broche de oro.

“El buen vino puede compararse con las mujeres honradas: no sólo debe serlo sino parecerlo”.

VIII- Sea muy respetuoso y exigente con la temperatura de servicio del vino. Los blancos varietales refrescados entre 8 y 12°C. Los tintos de cuerpo y guarda a no más de 18°C. Los espumosos bien fríos entre 2 y 6°C , y con la copa flauta refrigerada en verano.

Los vinos de mesa para todos los días normalmente están abocados con jugo de uva y deben beberse bien frescos, para calmar la sed, entre los 8 y 12°C para que no resulten demasiado dulces..

En la primavera y el estío, para calmar la sed, no dude en combinarlo con agua mineral, ligeramente gaseosa , jugos de frutas o incorporar algunos cubitos de hielo. Será un refrescante muy natural . Mas saludable que las gaseosas con ácido fosfórico.

También conserve con amor su colección de vinos de guarda a temperatura constante de 12°C.

IX- La mejor relación entre platos y buenos vinos puede estar en el color:

“Para comidas de colores claros, vinos blancos”.

“Para comidas de colores oscuros - rojizos, vinos tintos”.

Practicar la anarquía y el gusto personal es la base del placer.

X- El mejor vino es aquel que le gusta a usted. Desafíe y premie su buen gusto recordando siempre que:

El vino es una bebida natural, milenaria, sana y alegre, que gratifica el corazón de los ciudadanos cuando lo disfrutan con moderación.

Es una bebida mágica, sensual y saludable que se renueva generación tras generación

Bebida elaborada a partir de la uva, no se fabrica. Se cultiva desde el viñedo, la bodega y su venta.