Más Deportes Viernes, 7 de julio de 2017 | Edición impresa

¿Sigue la guerra en Austria por la Fórmula 1?

Vettel con Ferrari y Hamilton con Mercedes vienen de un violento cruce en Azerbaiyán.

Por Redacción LA

Dos semanas después de su tensa discusión en Azerbaiyán, el alemán Sebastian Vettel y el británico Lewis Hamilton viven un nuevo capítulo en su apasionante duelo de esta temporada, con ocasión del Gran Premio de Austria, novena cita de la temporada, este fin de semana.

De las frases (Vettel: “La Fórmula 1 es cosa de adultos”, Hamilton: “Si quiere probar que es un hombre, que lo haga fuera del coche, cara a cara”) toca ahora pasar a la competición. La tregua después del incidente de Bakú ha tocado a su fin.

Ayer, ambos coincidieron en la conferencia de prensa de la víspera del inicio de un nuevo Gran Premio y el tono fue cordial. “Sigo teniendo tanto respeto hacia él como el que tenía hasta ahora”, aseguró el británico con una sonrisa. El alemán se manifestó en términos similares:

“El respeto que tenemos uno por el otro en la pista facilita las cosas”. Vettel había hecho un ‘mea culpa’ con un mensaje en su página web, animado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), después de su espectacular enfado por una maniobra de Hamilton.

“Me sorprendió Lewis y di con mi coche en la parte trasera del suyo. En frío, no creo que tuviera malas intenciones”, afirmó Vettel para intentar calmar los ánimos.

“En caliente, reaccioné inmediatamente y quiero pedir disculpas directamente a Lewis, así como a todos los que seguían la carrera. No di un buen ejemplo”, apuntó.

“No tenía ninguna intención de poner a Lewis en peligro, pero comprendo que provoqué una situación peligrosa”, admitió. En el circuito urbano de Bakú, el alemán golpeó al británico tras una frenada de Hamilton y luego se puso a su altura para hacerle un gesto poco amable y darle un toque con su rueda. Fue castigado con 10 segundos de parada en boxes. El análisis de la telemetría mostró después que Hamilton no tuvo un comportamiento peligroso.

Tras una audiencia el lunes, la FIA consideró a Vettel único responsable y tomó nota de sus disculpas, sin imponerle una sanción suplementaria. “Si se repite un comportamiento así, la cuestión será inmediatamente enviada al tribunal internacional de la FIA para una investigación más profunda”, avisó la instancia en un comunicado.

“Mi visión de las cosas fue muy diferente en el coche y luego fuera, en frío. Me sorprendió y tomé una mala decisión”, reconoció el alemán en la conferencia de prensa.

Hamilton se mostró relajado: “No tengo la impresión de que haya tensión en esta sala”. El cuatro veces campeón del mundo (2010 a 2013) Vettel es líder de la general del Mundial con 14 puntos de ventaja sobre Hamilton, tres veces campeón mundial (2008, 2014, 2015). Vettel logró 67 puntos y Hamilton 66 en las cuatro últimas carreras. El duelo se presenta apasionante.

 

Robert Kubica hará un segundo test con Renault

El polaco Robert Kubica participará en un segundo test con un Fórmula 1 Lotus-Renault de 2012 en el circuito Paul Ricard de Castellet (Francia) en los próximos días, en una fecha todavía por determinar, anunció ayer Renault.

“En esa segunda jornada es para evaluar con precisión las capacidades de Robert”, precisó la escudería francesa.

“Si la primera jornada no tenía más objetivo que permitir a Robert recuperar las sensaciones de la conducción, esta segunda jornada de pruebas tiene vocación de aclarar sus capacidades reales para volver a ser un piloto en una competición de primera línea”, precisó el director general de Renault Cyril Abiteboul. Kubica, de 32 años, hizo una prueba el 6 de junio con el mismo Lotus-Renault E20 V8 de 2012, con el que dio 112 vueltas, impulsando los rumores sobre un posible regreso profesional, quizás a la Fórmula 1. El polaco fue víctima de un grave accidente en 2011 durante el transcurso de un rally, cuyas secuelas le obligaron a dejar la Fórmula 1.