Estilo Viernes, 14 de julio de 2017 | Edición impresa

“Romeo y Julieta”, en brillante puesta

Maximiliano Guerra y el Ballet de la UNCuyo se unen para ofrecer en cinco funciones este difícil ballet del repertorio, que subió a la Nave Universitaria entre aplausos unánimes y la esperanza de que este tipo de producciones se vean con más frecuencia.

Por Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar

¿Que “Romeo y Julieta” es la historia de amor más popular de esta mitad del mundo? Podría afirmárselo sin mucho miedo a equivocarse. Cuando Sergei Prokofiev compuso la música para un ballet sobre el tema, éste ya había pasado por Berlioz en una sinfonía dramática (como una ópera, pero sin escenografía), por Tchaikovsky en una pirotécnica pieza orquestal y por 14 óperas...

Y tuvieron que pasar tres años desde que lo compuso, en 1935, para que un cuerpo de baile se animara a poner en escena esa música “tan extraña”, como la definían entonces: orquesta desmesurada, ritmos cambiantes, más atentos al fluir dramático que a los números típicos del ballet que se conocía. 

Todo esto no hablaba de una obra mediocre, sino de una música rupturista y verdaderamente compleja. Hoy este ballet de Prokófiev (el compositor soviético que murió el mismo día que Stalin) es parte del canon, y que en  Mendoza (una ciudad sin temporada estable de ballet) se represente, merece desde el comienzo (aun contemplando sus luces y sombras) un buen aplauso.

Esta producción estrenó en la Nave Universitaria el miércoles pasado (con entradas agotadas) y seguirá todos los días hasta el domingo. Desde entrada, había expectativa por la participación de Maximiliano Guerra, quien vino a dirigir la obra, que tiene coreografía suya también, con algunas adaptaciones.

En los dos primeros días, vimos en los protagónicos a una estilizada, precisa y expresiva Ivana Chavarini como Julieta y a un Emiliano Ovejero algo tímido en la piel de Romeo (ambos mendocinos). Hoy, mañana y el domingo se espera la actuación de Sofía Tristán y de Edgardo Trabalón (primer bailarín solista del Ballet Estable del Teatro Colón). Es notable Nahuel Prozzi en el papel de Mercucio también. El Ballet de la UNCuyo, dirigido por Marisa Manyegui, se desempeña bien, teniendo en cuenta el poco espacio escénico. La dirección escénica de Daniel Feijóo es muy buena, y los rápidos cambios de cuadro están bien resueltos. 

Algunos desajustes técnicos y una música deslucida (grabada, con la intensidad alterada) pasaron a segundo plano cuando aplaudimos para  agradecer y dar fuerzas a este tipo de logros artísticos.

 

Ficha


Romeo y Julieta
Fecha y hora:
hoy y mañana a las 21.30, domingo a las 20.
Lugar: Nave Universitaria (España y Maza).
Entrada: $140, $100 (jubilados y estudiantes) en agenda.uncu.edu.ar
Calificación:
Muy bueno.