Más Deportes Lunes, 7 de agosto de 2017 | Edición impresa

Los tordos con el aporte de las polistas

El club de calle Urquiza fue el primer campeón oficial. Un equipo que se armó con varias jugadoras de polo que tenían experiencia en cuanto a darle a la bocha con un palo.

Por Redacción LA

Las ganas por empezar a disputar un torneo "por los puntos" fueron tan importantes que 21 equipos se inscribieron para el primer Oficial como se le denominó al certamen inicial. Es más, hubo clubes como Los Tordos, Liceo y Marista que presentaron equipos "A" y "B". Frente a todos los pronósticos, Los Tordos "A" se llevó la primera copa de Mendoza y contra todas las apuestas, porque se suponía que el equipo de Estrada por tener más cantidad de tiempo practicando el deporte sería el ganador.

Mario Zardaín fue el director técnico de un equipo que terminó invicto su primera temporada. "Empecé a entrenar porque jugaba al rugby en Los Tordos con mis amigos  y existía un grupo de novias y amigas que ya jugaban algo de hockey, y entre chanza y chanza me pidieron que entrenara a las pibas. Comenzamos practicando en el parque y después íbamos al Plumerillo a hacer allá los entrenamientos. Viajábamos en una camioneta todo el equipo. La ventaja que tuve, y eso nos ayudó para que pudiéramos salir campeones, era que varias jugadoras nuestras eran grandes deportistas,  muchas jugaban polo como las hermanas González y María Marta Guiñazú que ya sabían pegarle a una bocha y con un palo… En nuestra época era un logro tener un palo Pakistán o hindú y la bocha era de cuero.

Agregó:  "¿Por qué ganamos? porque logramos con los entrenamientos que el grupo se convirtiera en equipo. No habían figuras o una jugadora que se destacara más que las otras. Reaccionaban todas a un mismo objetivo. No querían perder a nada, salimos invictos en ese torneo, tuvimos pocos goles en contra y cuando ganábamos algunos partidos por 2-0 sentíamos como equipo que lo habíamos hecho mal. Alicia (por Palacio, la arquera) era como un líbero atrás, jugaba libre en el semicírculo, porque no había pats y en la final llegaron los pats (protecciones que usan las arqueras) que eran de caña y blancos. En ese partido definitorio contra Las Palomitas,  atajó Patricia Marco”.

¿Cómo llegan a la final? Los Tordos “A” luego de vencer a ICEI, por 6-1 se asegura un puesto en semifinales. “En semis con Marista  empatamos, sin goles, pero fuimos a la final porque dirimimos con  tres bulings a favor,  más que el rival que hicieron dos. Por el otro lado. Las Palomitas habían dado cuenta de Unión, 1-0 y ganaron el pase a la final. La final fue en Obras y ganamos con gol de "Enri" González”, recordaron.

 

 

“Las Palomitas nunca fue un club de San Juan, resulta que el amigo Saúl Saidel armó un equipo con las mejores de todos los clubes, o sea ¡era una selección sanjuanina! En el partido de ida, nos tocó ir a jugar allá y ganamos 2-1 en una cancha muy dura y seca fue un partido muy duro. Cuando nos volvimos,  nos regalaron un stick chiquito de la Agencia de Turismo de Saúl Seidel. Nos volvimos y estábamos asustados, porque habíamos ganado. Pero les dije a las chicas que el cotejo de vuelta empatar no nos servía, nosotros queríamos ganar o ganar, siempre inculqué eso, no sirve compartir los triunfos”, dijo Zardaín. 

La segunda final fue en la cancha de Obras Sanitarias ante las chicas sanjuaninas y se disputó el domingo 24 de octubre. Los Tordos dio la vuelta tras vencer a Las Palomitas, por la cuenta mínima con tanto de Enriqueta “Enri” González.

“En un  principio no éramos Los Tordos, estudiaba comunicación con María José Copello, le dije juntemosnos con las amigas y hagamos un deporte, y sabíamos que en Luján se jugaba en Estrada y empezamos a a armar y el problema era donde comprar los palos y ahí pedimos en Buenos Aires a través de Casa Bermúdez. El presidente del club Los Tordos, Ricardo Serrano nos propuso ser parte del club, porque había muchas novias y amigas de jugadores. 'Usen las canchas nuestras', nos dijo. En un  principio costó, pero después hubo aceptación. No existían los botines jugábamos con zapatillas y a fin de año se perdían las uñas", dijo Alicia Palacio.

“Fuimos campeonas porque tuvimos una capacidad física increíble, en la que nos ayudó Mario y ganamos porque las reventamos físicamente. Es más jugamos con una formación 3-5-3. Estábamos en un gran estado no había técnica, pero además nos gustaba mucho el fútbol y entonces teníamos una idea en la cabeza como jugarles y Mario nos preparó muy bien en los físico. Era como un técnico y preparador físico a la vez, entrenábamos todos los días, algo que no era común y hasta hoy somos todas deportistas”, apuntó Susana "Tuti" González.  

Y agrego: "Después apareció un 'cuco' que fue Yerutí, porque tenían mejores físicos y Alberto Aguiló era un gran técnico, estudiaba fortalezas y debilidades", agrego .

 destacó que "En el club después se fue ampliando la cantidad de jugadoras, llegamos a tener tres jugadoras por puestos… En esto tengo que destacar la gran ayuda de Luis Correa".

“Lo mejor que nos pudo pasar fue empezar a jugar al hockey”, recalcó Tuti González.

 

 

En el reflejo de Los Andes 

Algunas de las múltiples coberturas que el Suplemento Deportivo hizo a lo largo de toda la  temporada. La aparición de 21 equipos en el torneo revolucionó a todo el ámbito deportivo de nuestra provincia. No hay dudas, el hockey nació grande en nuestra provincia y hoy es gigante.