• Domingo, 7 de mayo de 2017

"La participación de las empresas mendocinas en la Bolsa es bajísima”

Alfredo Romano dice que es necesario trabajar en capacitar a las pymes para que utilicen las herramientas de financiación

Por Jaquelina Jimena

“El dinero es tan necesario como la sangre que irriga al cuerpo y debe estar en todo el sistema social. El problema surge cuando es insuficiente colapsando el todo y por lo tanto surgen las crisis”. La metáfora sobre el dinero de Alfredo Romano (h), director de Alfredo Romano Consultores Asociados, la expone sobre su escritorio y, como todos sus conceptos, los irá desarrollando en forma pausada.


En su entrevista no sólo se concentra en la importancia de haber organizado el Tercer Congreso de Mercados de Capitales en la provincia a través del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) Cuyo, sino que también analiza las decisiones del gobierno provincial de emitir deuda para hacer frente a los pagos de estatales y proveedores. 


-¿Qué importancia tiene para Mendoza que haya sido sede del Congreso de Mercado de Capitales?

-Es el tercer gran evento que el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas- IAEF- ha organizado. La diferencia con los dos congresos anteriores está dada por los disertantes que vinieron a nuestra provincia. En esta oportunidad logramos que por primera haya venido a Mendoza Patricia Boedo, vicepresidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV). Ciertamente su presencia significó un hito muy importante porque la CNV es un ente regulador del mercado. Gracias a los expertos que nos visitaron tuvimos acceso sobre los últimos avances y novedades y todo el desarrollo que se viene.

-¿Por ejemplo?

-Básicamente es ofrecer herramientas nuevas al inversor para dar mayor credibilidad a las operaciones donde el desarrollo tecnológico jugará un rol crucial. Espero que esta ola sea expansiva y llegue a todas las provincias para que los inversores locales, como empresarios, se involucren en la Bolsa, ya que la participación de las empresas mendocinas sigue siendo bajísima.

- ¿Tienen pensado desde el IAEF educar a los empresarios Pymes para que se involucren en la Bolsa? 

-Es verdad. La mayoría no la conocen, pero también es cierto que cuando se dan cuenta de todas sus ventajas comienzan a instrumentarlas porque saben que agregan valor a su empresa. Yo creo que en Mendoza hay una falta de oferta educativa. Nosotros desde el IAEF trabajamos en la difusión y educación. Un buen ejemplo es el congreso que acabamos de organizar en la provincia. También desarrollamos un curso para asesores financieros; el objetivo es que obtengan una certificación. El IAEF Cuyo es la única institución en Mendoza que ofrece este programa, el cual es muy interesante.
En nuestra provincia han pasado más de 50 alumnos que han logrado esta certificación y ahora en junio comenzamos con el curso que tiene una duración de 4 meses con dictados semanales con profesores locales y de Buenos Aires. Es un valor agregado para los que quieran involucrarse en el mercado financiero y hacerlo desde un lugar regulado y profesional. También estamos pensando algunos cursos más avanzados que ofrecen diferentes niveles de conocimiento y profundidad. 

-¿Qué beneficios ofrece al inversor y Pyme operar con una sociedad de Bolsa?

-Primero, desde el lado del inversor privado, tiene más herramientas que el sistema bancario. Un plazo fijo con cualquier banco en Mendoza posee limitaciones que no lo tiene una sociedad de Bolsa. El banco está muy enfocado en servicios no tan vinculados al asesoramiento del mercado de capitales sino más bien a los servicios tradicionales como una línea de crédito. En cambio en el mercado de capitales que operan brokers brindan un asesoramiento mucho más directo y enfocado en inversiones. 

-¿Y por el lado de las Pymes?

-Es un mercado en el que puede acceder a un mayor financiamiento algo fundamental para seguir creciendo. La mejor forma de involucrarse que puede tener una Pyme es descontar cheques avalados. En concreto una empresa puede abrir una cuenta, una línea de crédito con una Sociedad de Garantía Recíproca -SGR, por ejemplo en el caso de Mendoza puede ser a través de Cuyo Aval y luego la empresa lo descarga en el mercado de valores. Hay cheques con una pequeña tasa de interés que te cobran, pero uno se hace de fondos en muy poco tiempo.

-¿En cuánto aproximadamente?

-Si tenés todo ordenado en 72 horas tenés la plata depositada. Que te hagan la línea y saber cuánto te pueden ofrecer de crédito demora una a dos semanas dependiendo de la SGR pero luego la entrega del cheque y la venta en el mercado de valores es muy rápida. El mercado tiene una liquidez absoluta de cheques avalados. Ésa es una forma muy fácil de empezar a medida que el empresario comprueba que el sistema funciona y ve que depositando un cheque y transfieren dinero, comienza a tener certidumbre. El paso que sigue es intentar estructurar una obligación negociable Pyme que ofrece hoy una gran flexibilidad. Hoy hay muchos beneficios por ser Pyme. 

-En Mendoza el gobierno salió junto a otras administraciones provinciales a emitir deuda. ¿Cuál es el estado actual?

-A principio del año pasado Mendoza hizo una colocación de 500 millones de dólares en el exterior. Ese título se llama PMY24. Hacía mucho tiempo que no salíamos a colocar deuda y creo que la decisión fue la correcta. Había que buscar financiamiento externo porque teníamos problemas de liquidez; no había forma de pagar gastos corrientes y si por dos meses no se pagan sueldos, se hubiera desatado una gran crisis social. Ese título está rindiendo 7 puntos con un bono ubicado en la curva media larga que es bastante mejor que lo que podríamos haber hablado hace un año y medio. A futuro creo que Mendoza y el gobierno nacional, si siguen bajando el gasto público, pueden aspirar a tomar tasas más baratas.

Por otro lado el gobierno salió a licitar dos títulos en pesos para pagar a proveedores: el PMG18 un título que tenía una duración de 3 años y que empezaba a amortizar el capital muy rápidamente y tenía muy buena tasa. Estaba estructurada con tasa Badlar, la tasa de referencia financiera nuestra. Después hizo una ampliación es el mismo título con vencimiento en 2018. Es una buena decisión honrar deudas, si bien a los proveedores no se les pagó en efectivo, sino con títulos que tuvieron mucha liquidez en el mercado. Hoy se sigue operando y son títulos que tienen cotización y superan el mercado bursátil.

-¿Las Letes siguen siendo tan atractivas como el año pasado para invertir en ellas?

-Es un buen instrumento para los inversores que quieren asumir muy bajo riesgo porque hoy tiene una liquidez y no tiene un riesgo financiero alto. Obviamente que el rendimiento en dólares es más bajo que si uno apunta a ciertos títulos públicos de más duración. El atractivo va a continuar este año. Tomá en cuenta que un bono del Tesoro Americano te rinde 2,33 puntos en dólares anual, mientras que una Lete argentina rinde 3 puntos anuales en dólares con un plazo de tiempo para un año. Si lo ves a nivel mundo la Lete tiene un buen rendimiento.

-¿Y los bonos?

-Tienen mejor rendimiento pero ahí incursionás en un activo financiero más complejo, con más volatilidad y más dependiendo del plazo de vencimiento que establece mayor o menor riesgo. 

-¿Qué aconsejás hoy a un inversor privado para obtener una buena renta?

- Yo diversificaría el portafolio en monedas. Tendría algo de mi capital en pesos en Letras del Banco Central porque rinde un 2% mensual. Tomaría posición en dólares en Letes por ejemplo. Luego la curva corta argentina de algunos bonos como un Bonar 2022, un Buenos Aires 2013, un Argentina 2024, son títulos que en el mundo financiero es curva media; no llegás a larga y estás hablando de 6 puntos en dólares. La ventaja para la persona física es que no paga sobre el capital, no paga impuestos a los bienes personales, y además no paga ganancias sobre lo que cobra el rendimiento anual del título. Si lo quiere vender, si el precio fue mayor al precio de compra, la diferencia de la ganancia de precio tampoco paga ganancias. Con lo cual yo me diversificaría: tendría inversiones en pesos, dólares, Letes, bonos que comenté. El Mendoza 2014 es interesante también. El soberano tiene mayor liquidez que uno provincial, pero te rinde menos, en tanto un título provincial tiene menos liquidez pero tiene mayor rentabilidad porque es mayor riesgo. 

-¿Considerás que la educación sobre finanzas debería agregarse como materia obligatoria en las currículas escolares?

-Definitivamente. Tendría que estar como parte de las materias de primaria, secundaria y hasta de facultad. Saber manejar las finanzas personales es fundamental, porque es un ejercicio que no se adquiere de un día para otro, sino que uno tiene que ir aprendiendo y equivocarse. El blanqueo debe ser un incentivo para que los jóvenes de 17 o 18 años busquen armar sus propios patrimonios y generen declaraciones juradas que presenten al fisco. Un buen instrumento para iniciarse es el monotributo. Una persona puede trabajar en forma independiente en un quiosco, en una empresa, en una playa de estacionamiento o en el negocio familiar y empezar a facturar esos ingresos para comenzar a ordenarse patrimonialmente. Así si ese joven en sus 30 años busca ingresar a los créditos hipotecarios, ya tiene demostrados ingresos en blanco.