Más Deportes Lunes, 17 de julio de 2017 | Edición impresa

Honor y Patria: semillero de talentos

El club lasherino que está resurgiendo de las cenizas. De esas canchas surgieron Sonia Apiolaza y Vicente Pellegrino, íconos de nuestro básquetbol.

Por Gustavo Villarroel y Maxi Salgado

Los que saben y aman el básquet de Mendoza, nombres como Sonia Apiolaza y Vicente Pellegrino son sinónimos de grandeza. Talento en su máxima expresión. ¿Qué tienen en común estos dos nombres? Ambos dejaron su huella en el histórico Club Deportivo y Cultural Honor y Patria. Apiolaza mostrando su jerarquía con la camiseta y el balón en sus manos y Vicente, formando jugadores desde la dirección técnica. 

En la década del 50 el club brilló a nivel social y deportivo. En cuanto al básquet, Honor y Patria era uno de los fuertes equipos que competía en la Asociación Benjamín Matienzo. Por aquel entonces, se jugaba un torneo de mencionada Asociación y también existía la Manuel Belgrano. Luego, se jugaba el torneo Gran Mendoza. Eran épocas doradas. El básquet se sentía y se vivía en cada familia. En cada barrio. Plaza. Club. Parroquia. No llegaba a ser el fútbol, pero era pasión de multitudes. Todos los partidos, categoría que fuese, se jugaba a estadio lleno. Un espectáculo.

 

 

Durante este año, el Club Honor y Patria, volvió a competir en el básquetbol de la provincia de Mendoza en el Nivel I. Mas Deportes, habló con el ex jugador multicampeón, Eduardo Martín, hoy Director de Deportes de la Municipalidad de Las Heras, quien confirmó oficialmente la fusión entre la Municipalidad de Las Heras y el Club Honor y Patria.

Al respecto, el ex jugador nacido en Anzorena, afirmó: “Estamos muy felices con esta fusión deportiva entre el básquet de Las Heras y el Club Honor y Patria. Nos llamaremos Honor y Patria -Las Heras. La camiseta llevará el escudo del club y la camiseta será celeste y blanco. Tendrá los mismos colores con los que la gente de Las Heras se identificó durante años”.

Sobre cómo surgió esta iniciativa, el ex número 11 de la Selección Mendocina, explicó: “Queremos recuperar los clubes de Barrio. Queremos sentido de pertenencia. Hoy, Las Heras tiene 23 Cedrys, y cada uno tiene cancha de básquet con tableros de acrílicos, aros rebatibles y todos son regulables a la altura de Mini o de Primera. Eso es fantástico. Por lo tanto, a partir de ahora, en cada espacio que haya un tablero de básquet, habrá un profesor y por lo tanto arrancará una Escuelita de básquet. A corto plazo, queremos que en este departamento se respire básquet”.

De inmediato, Martín, explicó la fusión: “El básquetbol de La Muni de Las Heras no se pierde. Para nada. Es más, sumamos más chicos. Lo que sucede es que el vecino, la familia, no se identifica con el equipo del municipio. Cuesta mucho. Por eso y aprovechando, el apoyo de la Subsecretaría de Deportes con los clubes de barrio, queremos que Honor y Patria se convierta en el equipo referente de básquet de Las Heras. Hacemos una fusión con la Muni de Las Heras, porque si Honor y Patria se afilia a la Federación tendría que haber arrancado en la A3, hoy Nivel II. Y con la fusión, está toda la estructura armada. Queremos ascender. Cristian Vargas continuará siendo el entrenador. No tuvimos una gran campaña en el Apertura, sin embargo, en el próximo Clausura, vamos a conseguir buenos resultados. La claves será mantener la base y apostar a dos refuerzos de jerarquía”.  

 

 

Eduardo Martín, también se refirió también a la situación del Club Social Las Heras, institución histórica, que heredó los grandes jugadores que nacieron en la institución Naranja, como los hermanos Herradas: “Hemos convocados a los directivos del club a que se sumen a este proyecto deportivo. Lamentablemente, por las dimensiones de la cancha, no se puede jugar oficialmente. Sin dudas, que el Polimeni, está a disposición. Honor y Patria jugará acá hasta que termine su propio estadio. Qué lindo club Social Las Heras, había que ir a jugar en esa canchita. Queremos armar una escuelita de baby básquet. Niños y niñas de tres años que empiecen a jugar con pelotitas de plásticos o pelotas número 3 y aritos a su altura. Tenemos a María José Rodríguez, jugadora histórica de Andes Talleres, ahora tricampeón, trabajando con nosotros y además de excelente jugadora es una docente ejemplar. Será la coordinadora de este proyecto”.

Por último, Eduardo Martín, se refirió por qué Las Heras, eligió al Club Honor y Patria para esta fusión y empezar con el básquet a competir de manera oficial: “Sin dudas, en Las Heras, es el departamento que más deporte se practica. En fútbol tenemos a Huracán que mueve multitudes y es la camiseta de todos los vecinos. En fútbol de salón, Cementista es una escuela de fútbol admirable. Y ahora, es el momento de potenciar el básquet. Honor y Patria es un club que lo refundaron en el 2015 sus propios vecinos. Nuestro sueño es que Honor y Patria se convierta en sinónimo de básquet como Atenas, Anzorena, Rivadavia y en los últimos años, lo logró San José. Yo lo viví en Anzorena, me identifiqué con esa camiseta y la amo, mis viejos, los padres de mis amigos y compañeros, todos colaborando para una rifa, un viaje, un campeonato, un juego de camisetas. Eso es único y se genera un sentido de pertinencia único. Que te marca de por vida. Los valores del básquet son únicos: se trabaja en equipo, hay respeto, roles. Si se trabaja en conjunto, se logran grandes cosas. Honor y Patria es nuestro mayor desafío”.

El club de calle San Martín estuvo mucho tiempo sin actividad, es que se había convertido en un lugar destinado a los espectáculos de rock y el concesionario echaba a los chicos de las instalaciones. Fueron épocas duras, en donde al actual presidente, Carlos Flores le llegaron a quemar la casa para que no intentara reabrir la institución.

 

 

“Peleamos mucho, pero ya recuperamos lo que es del socio. El concesionario se terminó yendo y desde ahora sólo nos dedicamos a hacer deporte. Cuando llegamos ningún chico quería entrar, pero desde que hicimos picar la pelota empezaron a aparecer y hoy tenemos casi cien chicos jugando al basquet”, cuenta Funes, quien está en todos los detalles mientras charla con Más Deportes.

“Mirá, se la pasa todo el día en el club. No podemos saber si tiene familia o si estudia, pero de lo que estoy seguro es que si no estuviera en el club, se la pasaría en la calle vaya a saber uno haciendo que. En una segunda etapa, trabajaremos para que se les pueda dar asistencia social”, cuenta y asegura que hay varios casos como el descripto.

La verdad que visitar las instalaciones a cualquier hora del día hace ilusionarse con que no todo está perdido en nuestra sociedad. El próximo paso será tratar de conseguir un terreno aledaño para que la pasión se expanda.