Estilo Jueves, 12 de enero de 2017 | Edición impresa

“Aliados”: el día que Brad Pitt se enamoró de Marion Cotillard

La película que se estrena hoy es un thriller romántico ambientado durante la Segunda Guerra Mundial que llega rodeado del escándalo que desataron sus protagonistas.

Por Redacción LA

El estreno de “Aliados” (“Allied”, en el original) llega precedido de un escándalo que, no está demás aclararlo, bien le ha servido como promoción en un momento en el que todo el morbo que gira alrededor de una película vende mucho más que la película misma.

En este caso se trató de la separación de una pareja que parecía perfecta, la de Brad Pitt y Angelina Jolie, que se divorciaron apenas terminó el rodaje de “Aliados” en medio de acusaciones de infidelidad, maltrato, abusos de drogas y conflictos por la tenencia de su numerosa prole.

Los rumores hablaban de un supuesto romance entre Pitt y su coprotagonista en el film, la francesa Marion Cotillard, algo que repetía la historia de Brangelina cuando rodaron juntos “Sr. y Sra. Smith” en 2005. Entonces el actor estaba en pareja con Jennifer Aniston pero terminó unido a Jolie después del rodaje.

En el caso de “Aliados” no ha ocurrido exactamente lo mismo, al menos hasta ahora. Ya que la actriz francesa ha negado todo públicamente y Pitt tampoco ha dado demasiados indicios de que puedan terminar emparejados.

Pero vayamos a la película, una historia ambientada durante la Segunda Guerra Mundial en la que la pareja protagónica se enamora, se casa, y al poco tiempo comienzan a sospechar uno del otro. También muy parecido al argumento de “Sr. y Sra. Smith”, que si llevó mucha gente a las salas fue nada más que por todo el embrollo amoroso extracinematográfico.

Con “Aliados” puede haber algo parecido, aunque ahora el director es nada menos que Robert Zemeckis, quien si bien no parece estar hoy en su mejor momento creativo, supo ser figura desde los años 80 con títulos tan emblemáticos como la trilogía de “Volver al futuro” (1985, 1989 y 1990), “La muerte  le sienta bien” (1992), “Forrest Gump” (1994) y “Náufrago” (2000), entre otros.

Ambientada en 1942 en la icónica ciudad de Casablanca, en Marruecos (aunque se filmó todo en la isla española de Gran Canaria), la historia de “Aliados” bien puede leerse como una variación de aquella recordada película que protagonizaron Ingrid Bergman y Humphrey Bogart también en 1942.

Pitt y Cotillard son ahora un espía canadiense empleado por la Inteligencia británica y una integrante de la Resistencia francesa, cuya misión consiste en hacerse pasar por matrimonio para matar a un agente nazi y a varios de sus secuaces.

La idea es que la relación entre ambos no vaya más allá de lo estrictamente profesional, pero por supuesto que no será así y ambos terminarán entregados a un fragor sexual que parece puesto explícitamente para hacer estallar de ira a la propia Angelina.

El asunto es que una vez que terminan con su misión de asesinar nazis, la pareja decide casarse en serio y hasta tienen un hijo, lo que los muestra en un idílico estado de felicidad doméstica en tiempos de guerra.

Pero a él le anuncian desde el gobierno británico que su esposa es sospechosa de ser una doble agente que también trabaja para los nazis y, en el caso de confirmarse, él mismo tendrá que matarla.

Él no quiere creer en lo que escucha y comienza una serie de peligrosas misiones secretas para limpiar el nombre de su esposa. Bastante ingenuo, claro, teniendo en cuenta que antes de casarse ambos se ganaban la vida mintiendo y matando gente.

 

 

Accesorios

Si algo destaca en esta película, quizá sea la recreación de época y los decorados, debidos al equipo de arte comandado por Anthony Caron-Delion, Richard Selway y Tom Still, más la diseñadora italiana Raffaella Giovannetti, que tuvieron en cuenta cada detalle de la producción para dotar a la película de un aire retro con aroma a cine clásico.

Otro punto alto es contar con Alan Silvestri en la composición musical, con quien Zemeckis ya trabajó en “Forest Gump”, “Náufrago” y “El expreso polar”.

La banda sonora incluye temas clásicos como “Sing, Sing, Sing (With a Swing)” de Louis Prima, “You Are My Lucky Star” interpretado por Louis Armstrong o “Flying Home” compuesto por Benny Goodman y Lionel Hampton, entre otros, sumando al buen acabado visual un agradable banquete auditivo.

El resto del elenco lo conforman Lizzy Caplan, Matthew Goode, Raffey Cassidy, Jared Harris, Russell Balogh, Lasco Atkins, Marion Bailey, Christian Rubeck, Daniel Betts, Camille Cottin, Billy Burke, Evie Wray y David Bonneville.